Las Tunas, Cuba. Lunes 11 de Diciembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Culmina el Ramadan, comienza la fiesta

Culmina el Ramadan, comienza la fiesta

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Damasco.- Desde hoy en la mayoría de los países del Medio Oriente, ya está permitido fumar, beber, comer y mantener relaciones sexuales durante el día, aunque no necesariamente todo al mismo tiempo.

En efecto, con el inicio de la tradicional festividad del Eid al-Fitr (Fiesta de la ruptura del ayuno), que durante tres días marca el fin del mes (lunar) sagrado del Ramadan, aquellas prácticas cotidianas que resultaban restringidas desde la salida hasta la puesta del sol vuelven a realizarse a esas horas sin obstáculos.

Sin embargo, a pesar de que el ayuno constituye la parte “mediática” del Ramadan, para los musulmanes ese periodo comprende realmente mucho más que una serie de prácticas de refreno fisiológico, pues, ante todo, lo consideran como de recogimiento espiritual, de acercamiento a Ala.

Según el Islam, la realización del ayuno del Ramadan, en el noveno mes del calendario islámico, honra el  momento en el cual el profeta Mahoma recibió las revelaciones que desde entonces están recogidas en el Corán (libro sagrado del Islam).

En ese contexto, el Eid al-Fitr no implica rechazo alguno a ese mes de  privaciones autoimpuestas, que existen en numerosas culturas y religiones, pero dado que la naturaleza reclama constantemente la vuelta a la “normalidad”, es lógico que tras la constricción, venga la diversión.

Una de las particularidades de esta fiesta es que, en sociedades multireligiosas como la siria, donde coexisten musulmanes sunitas, chiítas, cristianos, alauitas, drusos, y kurdos, entre otros, aquellos que por su credo no siguieron el  Ramadan, sí se suman al divertimiento general y acogen de buen grado esos tres días sin trabajo.

Así, un popular café adyacente a la plaza de al-Marghi, en Damasco, cuyas mesas se desbordan sobre la calle a pesar del intenso tráfico, presenta hoy mucha más afluencia de bebedores de mate, té y fumadores de argille (pipa de agua) que en semanas anteriores.

Ello a pesar de que durante el Ramadan nunca cerró, y sirvió como una especie de  “refugio” a damasquinos que no seguían el ayuno y quienes, por respeto a muchos de sus conciudadanos, preferían concentrarse en lugres concretos antes que deambular por las calles cigarro o botella de agua en mano.

Según la tradición, los tres días del Eid al-Fitr pueden presentar características algo diferentes, pues el un círculo más allegado, ya durante el segundo se visitan a los amigos más cercanos y el resto de los familiares.

Para el tercer día la fiesta adquiere un carácter más social, de paseos e intercambio con la comunidad, y como símbolo de inicio de una nueva etapa, las personas, principalmente los niños, suelen estrenas nuevas ropas, compradas especialmente para la ocasión.

Y ello implica que los días precedentes al Eid al-Fitr, no sean los más aconsejables para “ir de tiendas”, dado que si bien las ofertas de bazares y comercios podían ser algo más abundantes que de costumbre, los precios, a pesar de los carteles que anunciaban descuentos, marchaban en sentido contrario.

Luego de estos tres días de fiestas, y como el viernes es la primera jornada del fin de semana árabe, todo indica, según confesaron a Prensa Latina varios damasquinos, que el jueves seguirá la alegría… con muchas oficinas vacías. (Manuel Vázquez, Prensa Latina)

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× 2 = dieciocho