Las Tunas, Cuba. Sábado 19 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Historia > La historia regresa, es 26

La historia regresa, es 26

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
El cuartel Moncada, convertido hoy en escuela, es sitio obligado de visita para el que llega a Santiago de Cuba.

El cuartel Moncada, convertido hoy en escuela, es sitio obligado de visita para el que llega a Santiago de Cuba.

Las Tunas-. Su majestuosidad y amarillo intenso lo hace imponente en la geografía de Santiago de Cuba, quienes van a la ciudad héroe no dejan de visitarle y descubren en la brisa que los abraza un especial sentimiento de tensión; las huellas del tiroteo recapitulan aquella madrugada de julio.

Ese día,  135 combatientes, vestidos con uniformes del Ejército y dirigidos por Fidel Castro, daban las últimas orientaciones. Tres grupos estaban listos; uno era conducido por el Comandante y tenía como destino la fortaleza, los otros llevaban la guía de Abel Santamaría , segundo jefe del movimiento 26 de Julio, y Raúl Castro; el objetivo era el Hospital Civil  y el Palacio de Justicia, edificios contiguos al Moncada.

La luz del Apóstol de la Patria los iluminaba en aquella oscura noche; era el año del centenario de José Martí y dos cuarteles  iban a ser asaltados.

Ya estaban listos, el joven poeta Raúl Gómez García leyó el Manifiesto “Ya estamos en Combate”, luego Fidel pronunció las últimas palabras:

“Compañeros: Podrán vencer dentro de unas horas o ser vencidos; pero de todas maneras, ¡óiganlo bien, compañeros!, de todas maneras el movimiento triunfará. Si vencemos mañana, se hará más pronto lo que aspiró Martí. Si ocurriera lo contrario, el gesto servirá de ejemplo al pueblo de Cuba, a tomar la bandera y seguir adelante. ¡Jóvenes del Centenario del Apóstol! Como en el 68 y en el 95, aquí en Oriente damos el primer grito de ¡Libertad o muerte!”

Era la voluntad de los revolucionarios la que los había conducido hasta allí, pero en la hora final solo 131dieron el paso al frente. Ya eran las 4:00 de la madrugada, y los autos salieron rumbo a Santiago.

Los asaltantes se hallaban en total desventaja frente a un enemigo superior en armas y en hombres. Al mismo tiempo que esto ocurría en Santiago, 28 revolucionarios asaltaban al cuartel de Bayamo, operación que también fracasó.

Las siguientes horas después del asalto fueron sangrientas. Batista ordenó que se asesinara a diez revolucionarios por cada soldado muerto en combate. Excepto unos pocos combatientes que pudieron escapar ayudados por el pueblo, casi todos los demás fueron capturados y gran parte de ellos asesinados en los días sucesivos. Sólo seis asaltantes de los dos cuarteles habían perecido en la lucha; pero las fuerzas represivas del régimen asesinaron a 55, y a dos personas ajenas a los acontecimientos.

Fidel describió el crimen en su alegato La Historia me absolverá:

“No se mató durante un minuto, una hora o un día entero, sino que en una semana completa, los golpes, las torturas, los lanzamientos de azotea y los disparos no cesaron un instante como instrumento de exterminio manejados por artesanos perfectos del crimen. El cuartel Moncada se convirtió en un taller de tortura y muerte, y unos hombres indignos convirtieron el uniforme militar en delantales de carniceros”.

Seis años después la Revolución triunfó porque el revés del Moncada no detuvo la efervescencia de la generación del Centenario. Los ojos de Abel Santamaría siguieron iluminando la lucha clandestina y en la Sierra Fidel se batió duro.

Ahora muchos cubanos llegan a Santiago y se encuentran con la sonrisa de los niños que corren en el patio del Moncada, hoy “Ciudad Escolar 26 de julio”, y descubren un museo desde donde renace aquel histórico 26 de julio de 1953.

/edc/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ cinco = 10