Fidel, el Hombre mayor del Moncada

Fidel, el Hombre mayor del MoncadaLas Tunas-. A Fidel Castro le escuché decir, hace unos años, en un encuentro con un grupo de jóvenes venezolanos que estaban en Cuba, una frase sencilla que me marcó profundamente: “se los dice un gran optimista, yo soy un optimista”.
Y sí, Fidel es un optimista, los cubanos sabemos eso, somos fruto concreto de sus apuestas más arriesgadas por la vida y estamos aquí, confiamos en su estirpe, su liderazgo y respetamos su fe desmedida en el Hombre.
Así parecen haberlo hecho también los jóvenes de la bien llamada Generación del Centenario.
Y es que solo tres compañeros sabían el sitio a asaltar en aquella mañana de la Santa Ana, el 26 de Julio era domingo en 1953 y la concentración de los participantes se hizo el sábado en la noche: 135 cubanos. Al decir del propio Fidel, un buen plan.
La historia detrás de los muros fue difícil y la carnicería que desató Fulgencio Batista después, peor aún.
Los cubanos sabemos: los ojos ensangrentados de Abel Santamaría en las manos de los esbirros, la muerte de Mario Muñoz ese día, fecha de su cumpleaños, el nombre de Melba y el de Haydeé, puesto tan alto como nunca antes por una mujer cubana.
Están aún las marcas de los disparos en las paredes del Moncada y también se perciben, hasta en el aire cálido de Santiago de Cuba, la fuerza, el valor, la tensión de aquellos días.
Todavía, por fortuna, está Fidel; el Hombre que, por mucho, marcó con la clarinada de la Santa Ana, un antes y un después en la historia apasionante de este país bendito.
/edc/

Artículos relacionados

Señora de 98 años recorre su país y el mundo con vitalidad: la Radio Cubana

redigital

Fidel, en la guía del triunfo

Raudel Rodríguez Aguilar

Leonardo Mastrapa: su optimismo para apreciar la vida siempre fue un ejemplo para todos

Yanely González Céspedes

Escribir Comentario