Las Tunas

Seguros de la sociedad

Hacer que la ayuda básica llegue a cada familia: conquista de la Revolución cubana.
Hacer que la ayuda básica llegue a cada familia: conquista de la Revolución cubana.

Las Tunas,- Milagritos no nació con todas las luces, como dicen por ahí, tiene problemas en el aprendizaje  pero,  con  más de cuatro décadas de vida, es ella  el pilar fundamental de su familia y la que cuida de sus padres ya ancianos y postrados. Su  historia, triste y valoresa, tiene mucho en común con  las más de cinco mil familias que reciben asistencia social en Las Tunas.

Cuando transcurrió el primer semestre del año, cerca de seis millones de pesos se destinaron  con  este fin a los  núcleos familiares en estado de necesidad. Esa ayuda financiera favorece a más de siete mil personas que carecen de los recursos para solventar sus problemas básicos, responsabilidad que asume la Revolución.

En esta provincia se reservan más de 12 millones de pesos anuales para estos fines, según declaraciones de Reutilio Sánchez Oliva, Subdirector Provincial de Prevención, Asistencia y Trabajo Social, quien aseguró a Tiempo21 además, que se protege por igual a un anciano, a un ex-recluso o a un combatiente de la Revolución, sin hacer énfasis en su comportamiento social porque lo más importante es el estado de necesidad y la incapacidad de los miembros del núcleo para sostener un empleo.

Se determina a quienes les urge la ayuda gracias a la investigación que se realiza en la localidad donde radica la familia y se entrevistan a miembros de la vecindad.

En el caso de nuestro país, se facilita el proceso por la integración de organizaciones de masas como: los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la Asociación de Combatientes de la Revolución (ACRC).

Aunque las cuotas destinadas para la familia son insuficientes pues contemplan 147 pesos para una persona y 190 para cinco o más, alcanza para comprar la canasta básica subsidiada que incluye arroz, azúcar, frijoles y aceite, hacer los pagos de la electricidad y comprar alguna que otra vianda en el agro-mercado estatal.

Así se le ve a Milagritos y aunque muchos hablan de sus pocas luces, siempre regala una sonrisa para quienes la encuentran a su paso, si es cierto que la protección de los núcleos familiares en estado de necesidad no satisfacen todas las carestías,  también es verdad que les ayuda para enfrentar la vida.

/edc/

 

Artículos relacionados

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Criadora de cabras de Las Tunas a Congreso Internacional

Roger Aguilera

Enviar Comentario


nueve × = 36