Cultura

La décima como alegato inequívoco de Henry

Las Tunas- La poesía le condujo en sus primeros pasos de la mano del verso libre. Pero cuando inició en el taller literario Guillermo Vidal, Henry Rodríguez Borjas descubrió la décima y se enamoró de ella:

“Mis décimas son un poco desgarradoras. Trato temas del ámbito social, de amor, o del desamor. También me inspiro mucho en Dios, en esas preguntas de si existe o no.”

Los poetas que te han servido de referentes…

“Me gusta leer a Alexander Besú, a José Luis Serrano… Empecé a escribir este tipo de décima después q leí su libro Examen de fe, y me impactó de tal modo que me dije, esto es lo que me gustaría hacer.”

¿Cómo nació tu cuaderno Confesiones del siervo, Premio de Glosas Canto Alrededor del Punto 2014?

“Esas glosas son parte de un libro, Alegato del suicida, aun inédito. Lo presenté al Concurso Cucalambé en Décima Escrita y quedó finalista. Realmente no había escrito muchas glosas, y no encontraba los versos que me motivaran a hacerlo. Hasta que leyendo un texto de Carlos Esquivel encontré la décima que me inspiró. A partir de ahí, comencé a trabajar”.

“Me sentí muy emocionado, porque es un concurso nacional, en el cual participan grandes personalidades de la poesía, además; el jurado es muy exigente”.

“Por ahora, voy a seguir trabajando en el libro, y pienso en el futuro presentarlo a otro certamen o a la editorial Sanlope. Pero también estoy inmerso en un proyecto nuevo La sidia en re menor para flauta y contrabajo. Está basado en temas punzantes, algunos tabúes, como la prostitución, las guerras…”

 ¿Qué opinión tienes del apoyo que reciben los jóvenes exponentes de la décima?

“Creo que falta un poco más de estímulo, de promoción para los jóvenes que sentimos la necesidad de escribir en décima, que es en definitiva nuestra estrofa nacional. Como género está siendo muy subvalorada y hasta dicen que es arte menor. Pero en realidad la décima es algo exquisito, maravilloso. Hay cosas que decimos en una décima que jamás podríamos decirlas en un verso libre.”

 

CUARTO ALEGATO DEL SUICIDA.

Tony Borrego.

Ayer cortaron mis alas

sin saber que de algún modo,

las alas nacen del lodo

y no de las plumas ralas.

Ahora no esquivo mis balas.

Ahora me sabe a destierro

esta multitud, el hierro

con que atraviesan mi mano,

como el perro más humano,

como el más humano perro.

 

Henry Rodríguez Borjas (Las Tunas, 2014)

/edc/

 

 

Artículos relacionados

Comienza en Las Tunas Festival de Magia Ánfora

Yami Montoya

Cautiva Joaquín Clerch al público de Las Tunas

Yami Montoya

Actúa hoy guitarrista Joaquín Clerch en Memorial Vicente García, de Las Tunas

Sheyla Arteaga Rodriguez

2 comentarios

Mandy 24 julio, 2014 at 9:29

felicidades a esta joven promesa de la poesía de Las Tunas que poco a poco ha ido superándose a sí mismo

Respuesta

Enviar Comentario


× cuatro = 20