Lecturas

La corrida del cangrejo, esperado suceso en la Ciénaga

En la Ciénaga de Zapata, alrededor de un millón de cangrejos de la especie Cardisoma guanhumi, migran cada año para desovar, suceso muy esperado por los pobladores de la región,  situada al sur de la cubana provincia de Matanzas y quienes ven en los crustáceos una fuente de exquisito alimento.

Luego de las primeras lluvias entre los meses de mayo y agosto, los animales protagonizan la habitual corrida desde el interior del mayor humedal del Caribe insular, hacia las playas para completar su ciclo reproductivo, y muchos son capturados manualmente, sobre todo, en las noches.

Ubicada a unos 180 kilómetros al sureste de La Habana, la Ciénaga constituye la principal área de captura del Cardisoma guanhumi en Cuba, actividad que se centra en la zona oeste de la Bahía de Cochinos, en las localidades de Pálpite, Buenaventura y Mario López.

Permitir la caza y comercialización lícita de ejemplares vivos o su masa mediante contratos entre los pescadores locales y el Estado, es iniciativa que en el presente vela por la protección de hembras portadoras de huevos e individuos por debajo de la talla recomendable.

Pese a incluirse entre los recursos naturales más abundantes en la Reserva de la Biosfera, la especie resulta también vulnerable, en particular a la expansión de los pueblos costeros y otros factores que reducen su hábitat y obstaculizan la migración.

Junto al cocodrilo, el manatí, el venado de cola blanca y la cotorra cubana, el cangrejo terrestre figura en la lista de animales más amenazadas por la acción depredadora del hombre en el humedal, protegidos por autoridades y expertos en conservación.

Lo cierto es que la corrida anual del Cardisoma guanhumi constituye verdadero acontecimiento en la Ciénaga de Zapata, tanto para quienes aprecian su carne como para otros interesados en el estudio de ese eslabón, clave del ecosistema célebre en todo el mundo, por su biodiversidad y endemismo. (Roberto Jesús Hernández Hernández, Agencia Cubana de Noticias)

/mdn/

Artículos relacionados

Camilo, ¿solo sonrisa y sombrero?

Adialim López Morales

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


nueve − 4 =