Historia

Dos vidas y un mismo ideal

Los torturadores del régimen batistiano se disputaron al joven que, en mayo de 1958, fuera detenido en Santiago de Cuba, cuando se disponía a incorporarse a las fuerzas del  Ejército Rebelde.

Su nombre, Gustavo Ameijeiras Delgado, integrante de una familia de Las Tunas, de combatientes revolucionarios, y su ficha, resaltaba en los oscuros archivos represivos de la Tiranía desde los lejanos días del Asalto al Cuartel Moncada.

En 1953 había sido apresado por primera vez, ocasión en la que sufrió lastimeras sesiones de torturas. Paralelamente, estableció vínculos indisolubles con el Movimiento 26 de Julio y su líder Fidel Castro Ruz.

Una vez liberado trabajó en la organización de las brigadas del movimiento insurrecto en la Isla y en la distribución de la primera tirada de La Historia me absolverá. En su fructífera labor clandestina Ameijeiras Delgado dirigió y encabezó frecuentes actividades de acción y sabotaje contra las hordas de Fulgencio Batista.

A mediados de 1957 fue detenido nuevamente y torturado con ensañamiento. Confinado al Castillo del Príncipe en La Habana, allí organizó junto a su hermano Ángel (Machaco) y a Sergio González (El Curita), círculos de estudios para la capacitación de los jóvenes revolucionarios.

A la salida de la prisión, El Curita lo convenció de que era necesaria su presencia en La Habana para la Huelga General Revolucionaria. Al fracasar ésta, el nueve de abril, reinició sus gestiones para incorporarse al Ejército Rebelde. Según varios testigos, partió a finales de abril hacia Santiago de Cuba, acompañado de Julio César González, con ese fin.

Nunca pudieron llegar a la Sierra Maestra. Julio César no era un acompañante ocasional. Él y Gustavo se habían conocido en la lucha revolucionaria y coincidieron en la galera número uno del Castillo del Príncipe.

González, había nacido en Holguín, de padre dominicano y madre venezolana. Se sabe que estudió la primaria en su ciudad natal y que muy joven quedó huérfano. Ante las injusticias y la represión que caracterizaban a Cuba, decidió abrazar la causa revolucionaria.

Algunos testimoniantes aseguran que fue detenido junto a Gustavo Ameijeiras en Santiago de Cuba y remitido a las dependencias del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) Después ya nunca se supo de ellos. Se supone que sus cadáveres arrojados al mar.

La fecha y el lugar exacto de sus muertes quizás jamás se conozcan, pero sus ideales fueron inmortalizados pocos meses más tarde en la grandiosa obra emprendida por la Revolución triunfante, el Primero de Enero de 1959.

LA ESTIRPE DE LOS AMEIJEIRAS RECUERDA A LA DE LOS MACEO

Juan Manuel, Gustavo y Ángel Ameijeira Delgado, son eslabones de la forja de coraje y heroísmo que se gestaron en la guerra contra la tiranía batistiana. Juan Manuel, participó en el Asalto al Cuartel Moncada, de Santiago de Cuba, el 26 de Julio de 1953, donde fue asesinado.

Era el primero de los caídos de una estirpe heroica que luego daría a la Revolución otros dos mártires: Gustavo y Ángel (Machaco)

En la casa número NUEVE de la calle DIEZ  del batey del central Chaparra, hoy cabecera del municipio tunero de Jesús Menéndez, nacieron los hermanos Ameijeira Delgado.

La vivienda, convertida en museo, desde hace varios años, dispone de una sala de referencia, otra con objetos pertenecientes a María de las Angustias Delgado, la madre de los héroes y un tercer local dedicado a Juan Manuel (Mel), Gustavo y Ángel (Machaco)

En el edificio hay un sitio donde se relata lo ocurrido en el II Frente Oriental que dirigió el entonces Comandante Raúl Castro Ruz y cuyo segundo jefe, Efigenio Ameijeira Delgado.

En la inauguración del hospital Hermanos Ameijeira, de La Habana, el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, expresó: “Efigenio desembarcó con los expedicionarios del Granma por Playa Las Coloradas, en diciembre de 1956. Es uno de los 12 hombres que mantuvieron en alto la bandera de la Revolución, en los días difíciles de la Sierra Maestra”.

“La estirpe de los Ameijeira- dijo Fidel- es un ejemplo de heroísmo que recuerda la de los Maceo”

/mdn/

Artículos relacionados

Comandancia del Cuarto Frente en la memoria de San Joaquín

Tania Ramirez

La Historia me absolverá: 65 años después con plena vigencia

Redacción Tiempo21

Potrero Hormiguero, símbolo de Las Tunas

Tania Ramirez

Enviar Comentario


uno × = 3