Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Gente > Augusto de Cuba

Augusto de Cuba

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Augusto Enríquez Hernández, cantante y compositor cubano.

Augusto Enríquez Hernández, cantante y compositor cubano.

Las Tunas.- “En el lenguaje misteriosos de tus ojos, hay un tema que destaca sensibilidad…” La Longina no la compuso él pero hace suya cada palabra, cada acorde, la melodía emana de su mente y la canta a viva voz, le acompañan sus cuerdas vocales.

Entonces se entiende porque Leo Brouwer en sus notas al disco Te doy una canción dice que para él, Augusto Enrique ES LA VOZ, como lo fue en su momento Sinatra o como los grandes de la música en todos los tiempos.

Augusto significa que infunde respeto y veneración por su majestad y excelencia. Así se titulaban los emperadores romanos porque les confería un carácter sagrado pero dudo que al escogerle el nombre entendieran la trascendencia que tendría el nombrado hasta convertirse en uno de los grandes cantantes de Cuba.

Tampoco lo imaginaba mientras se quemaba las pestañas entre libros de medicina y grupos de estudios en un apartamento de la vieja Habana gracias a lo que alcanzó el diploma de oro en Medicina y la residencia en Ginecología.

Lo de cantante le llegó por afición, o más bien para enamorar a una muchacha, luego la fórmula dio resultado y hasta compuso canciones, pero a decir del cantautor… “entrar en Moncada me cambió la vida”.

Desde entonces han pasado casi 30 años como profesional en el sector artístico. Entre sus logros están el compartir escenario con Joan Manuel Serrat, Lou Reed, Andrea Bocelli, Manuel Mijares, Guadalupe Pineda, Mónica Naranjo, Sting y James Brown, entre tantos otros.

Además es el “único cubano… ¡de Cuba!”, que cantó con Luciano Pavarotti. Fue en el Pavarotti & Friends de 2001. El hecho adquiere mayor relevancia porque el maestro escogió al cubano casi desconocido; “Quiero eso”, dijo y ante la duda de otros Pavarrotti respondió: “A mí no me interesa si son conocidos o no, a mí lo que me interesa es que suena bien, y yo quiero cantar con él”.

Trece años después de esos sucesos, Augusto Enrique es presidente del Festival Internacional de Música Benny Moré, Premio Cubadisco en más de una oportunidad, aplaudido en Japón, Europa, Norteamérica y todos los continentes. Sin embargo, escapa de la realidad musical que promueven los medios. Por eso hice mi primera pregunta:

¿Por qué Augusto Enrique no es tan difundido hoy?

“Yo soy parte de una generación que cree en una serie de valores estéticos sobre todo, que por razones ajenas a mi voluntad, son pocos difundibles hoy. No soy de los menos difundidos, pero sí, eso pasa.

“En realidad, no quiero que parezca que estoy reclamando, la sociedad se comportan de las maneras que se comportan en los momentos históricos y en estos momentos el arte que yo hago no es suficientemente apreciado por la población.

“Quizás los medios influyen, pero sobretodo, el giro que ha dado la sociedad en su código de valores y en sus necesidades fundamentalmente, me parece que por ahí está la cosa”.

Ha incidido la situación económica que ha vivido el país…

“Desde el periodo especial, yo creo que el periodo especial vino a cambiar prácticamente los estamentos espirituales de la sociedad cubana de entonces y, me pregunto, si sustituyeron el futuro por la supervivencia y fueron más a lo del día de hoy que a un proyecto de formación de futuro. Me lo pregunto y la respuesta está en el mismo comportamiento de la sociedad.

“A veces los puristas critican el reggaetón y yo les digo no critiquen el reggaetón, trabajemos todos sobre la sociedad, trabajemos sobre los códigos de valores cívicos, de valores intelectuales, de valores espirituales porque estoy completamente seguro que en la sociedad de mi juventud el reggaetón no habría  tenido cabida y eso es porque la sociedad necesita ser retribuida por lo que ella misma es en cuanto arte, cuando se habla de arte.

“Y eso es lo que pasa hoy en la sociedad, es una sociedad diferente. Pienso que más materialista, más preocupada por la supervivencia que por el futuro y eso deja una impronta en el arte, que la misma sociedad consume, puede ser. 

“En el caso mío, quizás porque yo he seguido buscando lo que buscaba mi sociedad y mi generación, sigo buscando el sueño de la transformación, la recuperación o el mantenimiento de una memoria histórica que permita a los más jóvenes seguir la historia y renovarla y hacer la nueva historia de la cultura cubana. 

“La entrada tempestuosa de alguien que le comunicó que tenían que irse me hizo acortar las preguntas y a él sintetizar las respuestas”…

Retomar esa alma trovadoresca… 

Lo hago todos los días, hago conciertos comunitarios, me voy a cantar a las montañas a los municipios menos favorecidos y lo hago casi todos los meses del año.

Festival Benny Moré…

“El Festival Benny Moré está muy bien. Está ahora reestructurándose en este nuevo estilo de autofinanciamiento que nos ha golpeado un poco y tuvimos que declarar dos años sabáticos para podernos reponer pero creo que el festival tiene muy buen futuro”.

Estancia en Las Tunas…

“Pasé por aquí ahora y me voy muy contento. Ya estuve en noviembre en un concierto con la Sinfónica Nacional en el lanzamiento de la trilogía “Te doy una canción” que es un recorrido sobre la música de Silvio Rodríguez. Espero volver lo más pronto posible, hacer un concierto en la universidad y hacer un concierto, yo solo, en el teatro Tunas”.

Futuro…

“Me voy la semana que viene para Norteamérica, dos meses, a hacer conciertos en Canadá y EU. Regreso el 20 de agosto y después a seguir trabajando.

Así se va, con su buen sentido del humor y su música apasionada. Será un profeta en otras tierras, cómo lo es todos los años, y aquí, en Cuba… ¿¡lo será!?

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Liliana Gómez Ramos

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Máster en Desarrollo Comunitario. Profesora universitaria. Comenzó su vida laboral en Radio Chaparra, municipio de Jesús Menéndez, al norte de la provincia de Las Tunas. Reportera de Radio Victoria, se destaca en el tratamiento que le da a los temas de corte social. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @lialgomez

2 comentarios

  1. Interesante reportage Liliana, hacia tiempo que no tenía noticias frescas de Augusto, muy buen músico y compositor con bastantes lauros. Gracias

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve + 4 =