Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Octubre de 2017
Home > Cultura > Jornada Cucalambeana 2014 > Numeroso público asiste a Ceremonia Maya en Las Tunas

Numeroso público asiste a Ceremonia Maya en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Ceremonia Maya en el parque central Vicente García, en Las Tunas.

El excelentísimo señor Juan León Alvarado, embajador de Guatemala en Cuba, protagonizó la Ceremonia Maya en el parque central Vicente García, en Las Tunas. (Tiempo21 Foto/MiguelDN)

El excelentísimo señor Juan León Alvarado, embajador de Guatemala en Cuba, protagonizó la Ceremonia Maya en el parque central Vicente García, de la oriental ciudad de Las Tunas, a la que asistió un numeroso público que durante más de 40 minutos estuvo atento a la esencia de este acto, que resultó un bello acontecimiento dentro de la Jornada Cucalambeana.

León Alvarado explicó en detalles en qué consiste esta ceremonia, que constituye un elemento fundamental de la identidad cultural maya, una práctica de religiosidad y la espiritualidad de los mayas, una actividad sagrada a través de la cual el ser humano busca acercarse para tener contacto y comunicación con el Ser Supremo, el Creador del Cielo y de la Tierra.

El embajador fue explicando cada una de las actividades que conforman la ceremonia que se realiza con objetivos muy concretos, rendir ofrendas como muestra de agradecimiento, para pedir bienestar, salud, trabajo y sabiduría en momentos difíciles de la existencia, para saturarse de energía positiva, y limpiarse de energías negativas.

De forma respetuosa y muy atentos, los tuneros congregados en la Glorieta del parque, compartieron los deseos del Embajador de Guatemala al calor del fuego como uno de los elementos fundamentales en toda ceremonia maya, y que se desprende del incienso, el copal, el azúcar, las candelas de colores, flores y muchos otros materiales que se queman durante el acto,   a través de la llama que se desprende de él, su color intenso, su volumen, su dirección, su duración y las chispas, y que al decir de los abuelos mayas se manifiestan y se comunican con el guía espiritual.

Fue una noche de hermandad entre Cuba, Las Tunas y Guatemala, de deseos de bienestar no solo para las personas, sino para esos dos pueblos hermanados desde la época del Héroe Nacional José Martí, que tanto amó al país centroamericano.

El excelentísimo señor Juan León Alvarado encabeza la delegación de Guatemala a la Jornada Cucalambeana, y lo acompaña el señor Randy Estuardo Castillo Tocay, Tercer secretario de la sede diplomática en La Habana.

La Jornada Cucalambeaba rinde homenaje al 185 aniversario del natalicio de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé, al Comandante Hugo Chávez Frías, y a Venezuela como invitada de honor, e incluye entre sus principales propuestas los concursos Iberoamericano Cucalambé en Décima Escrita y de Improvisación Justo Vega, y los encuentros de danzas, descargas poéticas y peñas del humor.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Miguel Díaz Nápoles

Periodista, fotorreportero, realizador de radio y vídeo, profesor universitario. Master en Ciencias de la Comunicación. Su pasión profesional va de las imágenes a la palabra hablada y escrita. Cuando nadie lo ve escribe versos para luego regalarlos envueltos en flores. Vivió en África tras la huella de los médicos cubanos por los pobres de este mundo y trabajó por más de un año como editor de contenido en TeleSur, su mejor escuela, su mejor historia. Se hizo periodista para ayudar a empujar a su país y a multiplicar las voces de lo desposeídos. Siente orgullo por vivir en un país libre y haber ayudado a la causa de la Revolución bolivariana. Para él, Tiempo21 es otra de las grandes historias de su vida, de sus grandes pasiones. Ama a sus hijos y a su familia, su gran sustento, su gran verdad. dnapoles@enet.cu Blog: http://migueldnet.blogspot.com/

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


tres − = 2