Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Octubre de 2017
Home > Las Tunas > Tres víctimas, un protagonista

Tres víctimas, un protagonista

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tres víctimas, un protagonista

Aníbal junto a su hermana Gladys y su mamá Carlina.

Las Tunas.- Maikel Ávila tiene 32 años y maneja moto desde hace más de 10; en esta etapa ha vivido varias amargas experiencias en la vía, fruto de su irresponsabilidad, inexperiencia y casualidades, como él mismo afirma.

“La primera vez venía del río La Piedra, aquí en Las Tunas, con un primo; había bebido bastante, -cosas que no deben hacerse- intenté pasar una curva a alta velocidad. Mi primo alcanzó a tirarse; se hizo unas cuantas heridas; yo caí contra un jardín que había cerca y el motor si se dañó mucho.

“En otra ocasión traía la culebra del acelerador corta, fui a doblar y el motor se me trancó, empezó a dar patinazos en redondo; yo andaba con mi hermana y mi niño pequeño; no pasó nada, el que se afectó fui yo que me hice quemaduras en todas las piernas con el tubo de escape. Esas también son negligencias que uno comete”.

En Las Tunas muchos chóferes como Maikel se confían en el timón y el resultado son los accidentes que están en incremento en la provincia.

De enero a mayo del presente año se reportan 125 accidentes de tránsito, 14 más que en igual etapa del año anterior, con un fallecido menos y cinco lesionados más; mientras en junio continúan en ascenso, con veinticuatro accidentes hasta el viernes último, un deceso y veintiún heridos.

Los peatones siguen registrándose como las figuras más vulnerables en la vía y provocaron 22 accidentes, con saldo de dos fallecidos y 21 lesionados.

Tamara Hierrezuelo vivió hace pocos meses el choque de un vehículo, suceso  que le provocó una severa afectación en la cadera derecha y un proceso quirúrgico en un futuro cercano.

“Yo venía de mi trabajo, fui a cruzar una intercepción cercana a mi casa y como el chofer siguió por la senda derecha, que parecía iba a continuar para el Reparto Buena Vista, me confié; cuando me di cuenta el carro ya estaba encima de mí y solo me quedó virarme de frente para que el impacto fuera menor.

“Me golpeó bastante, al punto que no puedo cargar nada con el brazo que más se me afectó y me estoy preparando para operarme de la cadera, que está muy lastimada.

“Yo sé que los peatones a veces somos irresponsables en la vía, pero también los chóferes violan las reglas para la circulación, como invadir la sendas contrarias o no hacer los procedimientos correctos para el cambio de una para otra.

“Ahora que vamos a vivir la etapa vacacional y tantos niños están en las calles, creo que deben extremar las medidas de seguridad y ser prudentes frente al timón”.

El teniente Raudel Pérez Pérez, Primer Oficial de Tránsito en Las Tunas, explicó a Tiempo21 que para velar por la seguridad de los veraneantes, el Ministerio del Interior adopta medidas especiales, de conjunto con Salud Pública, como la ubicación de varios puntos para comprobar el estado técnico de los medios de transporte y una salud adecuada en los choferes, sobre todo, la sobriedad.

“Los choferes que van a trasladar personas hacia las playas deben hacer el examen técnico a los vehículos, como está establecido cada año, reuniendo todas las condiciones que necesitan los medios para un viaje seguro, así como la carta de autorización de la empresa a la que pertenecen.

“A los dueños de camiones particulares le hemos dicho que no vamos a tolerar excesos de velocidad, ni desperfectos técnicos, pues al ser detectados, aunque viajen con pasajeros, serán regresados al lugar de origen”.

No respetar el derecho de vía, no atender el control y dirección del vehículo, el adelantamiento indebido, el exceso de velocidad y los desperfectos técnicos, son las principales causas de accidentes de tránsito en Las Tunas.

De regreso a la vida…

Hace nueve años el tunero Aníbal Acosta regresaba de su trabajo, en el Complejo Recreativo El Cornito, y la goma de atrás del motor le resbaló al intentar subir a la carretera; su cabeza se impactó contra un poste de cemento que estaba cerca y llegó al hospital prácticamente con el velo de la muerte en el rostro.

“Estuve un mes inconsciente, muy grave, porque la masa encefálica se me comprimió hacia el lado izquierdo y el neurocirujano Josué Betancourt me hizo una operación muy riesgosa, pero me salvó”.

Gladys Acosta, la hermana de Aníbal, recuerda ese momento y confiesa que su hermano nunca más fue el mismo; todavía tiene problemas al caminar, el lenguaje es defectuoso y el temperamento tiende a exacerbarlo demasiado por cualquier simpleza.

“Él pasó un mes con 20 días en el hospital; al salir lo hizo como un niño chiquito, de día dormía poco, de noche, no dormía nada; perdió el movimiento de las piernas, no sabía hacer nada, pero poco a poco fuimos rehabilitándolo.

“Una persona que tenga un accidente, es doloroso, porque no sabe como va a quedar. A veces por andar borracho, corriendo en los motores y carros, provocan esos incidentes; y ellos a lo mejor mueren, pero el dolor que dejan en la familia es muy grande. Para yo enfrentarme a la nueva vida de mi hermano no ha sido fácil; han pasado nueve años y no me acostumbro”.

Entre los tuneros están muchas historias tristes de personas que no tuvieron la suerte de Maikel, Tamara o Aníbal, y no pocos hogares han conocido el sabor amargo de la visita de la muerte.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho − 4 =