Las Tunas, Cuba. Martes 12 de Diciembre de 2017
Home > Las Tunas > En mi barrio todos cuentan

En mi barrio todos cuentan

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
La delegada Carmen Pérez Tamayo en una de las 10 reuniones de áreas en que rindió cuentas a sus electores.

La delegada Carmen Pérez Tamayo (derecha) en una de las 10 reuniones de áreas en que rindió cuentas a sus electores.

Las Tunas.- Con la lluvia siguiéndole los pasos, llegó este reportero de Tiempo21 a casa de Carmen Pérez Tamayo, delegada (máxima autoridad política) de la Circunscripción Electoral 113 del Consejo Popular número 6, casi en el mismo centro de esta ciudad, capital de la provincia de igual nombre, 690 kilómetros al este de La Habana.

Al momento comenzó un copioso aguacero que obligó a suspender la reunión semestral de rendición de cuentas a los electores, programada para esa noche, pero propició el diálogo entre el periodista y la treintañera mujer, siempre escasa de tiempo porque profesionalmente se desempeña como directora del sector gastronómico en este capitalino municipio.

El periodista se interesó por las características de la circunscripción y el desempeño de la delegada al frente de ella, y Carmen le aportó los datos elementales:

Delegada: Contamos con mil 728 habitantes; de ellos, mil 300 electores, y habitamos 444 viviendas. Como todo delegado, mi función es ejercer gobierno a través de los propios electores. Llevo ya tres mandatos (cada uno dura dos años y medio), y esta experiencia me ha servido grandemente en todos los sentidos. Nunca pensé ocupar tal responsabilidad, pero me eligieron y acepté esa misión que me dio el pueblo. La he cumplido con mucho amor y orgullo.

“Hoy el principal problema que tiene nuestra circunscripción es el dragado del río –continuó Carmen–, una preocupación muy reiterada en nuestras reuniones de rendición de cuentas y ampliamente conocida por los organismos a quienes corresponde la tarea, pero aún no ha sido satisfecha. Se alega que los vecinos han ido construyendo y ampliando sus viviendas hasta las mismas márgenes (eso es verdad) y ahora no queda espacio para la maniobra de la máquina dragadora; pero alguna solución debe encontrarse.

“Yo no descansaré hasta lograr que se haga una limpieza profunda de toda la base del río, como reclaman los vecinos” –dijo, con voz segura, resuelta.

Periodista: En los últimos procesos de rendición de cuentas la Asamblea Nacional del Poder Popular ha estado llamando a un diálogo más franco, abierto y constructivo entre delegados y electores, en busca de poner en claro los verdaderos problemas que afectan a cada barrio, hallar las vías para resolverlos y promover la participación de las masas en las soluciones. ¿Lo han conseguido, en alguna medida, en tu circunscripción?

Delegada: Sí, ¡cómo no!: hay mayor comunicación y fluidez a la hora de intercambiar con los electores, que, para decirlo de alguna manera, ya no son los mismos de antes. Anteriormente se cohibían de decir un planteamiento, de formular una queja, una preocupación; hoy no. Les hemos dado toda la confianza para que puedan trasmitirnos los problemas e inquietudes a fin de tramitarlos con los organismos competentes y hallarles solución.

“Hemos establecido un diálogo, buscando planteamientos que revelen todas las dificultades, incluidas aquellas que pueden ser resueltas por nosotros mismos o en estrecha colaboración con los organismos administrativos. Por ejemplo, promovemos la lucha contra las indisciplinas sociales, porque afectan la convivencia, la tranquilidad ciudadana, los valores humanos y el medio ambiente –explicó Carmen, y agregó–: También estimulamos el debate acerca de cómo mejorar el estado higiénico sanitario de la comunidad para proteger la salud de las personas y elevar su calidad de vida”.

Dos días después de aquel profuso aguacero se efectuó la reunión que había sido suspendida, y el periodista fue testigo del diálogo de los electores con su delegada. Entre los planteamientos que mayor respaldo colectivo recibieron estuvo el de Mariela Rodríguez, referido a la necesidad de exigir a quienes crían animales de corral garantizar la higiene requerida para evitar malos olores y enfermedades.

Igualmente, la electora Danys Peña recibió el fuerte respaldo de sus vecinos tras formular cada una de sus dos preocupaciones. Ella se quejó, en primer lugar, del desorden causado por el juego de dominó:

–Aquí se juega dominó diariamente y a cualquier hora. La mayoría de los jugadores ni siquiera son del barrio, sino que vienen de otros lugares de la ciudad; y es desastroso lo que se forma en torno a esa mesa: discusiones a toda voz, palabras obscenas; algunos andan sin camisa, descalzos; otros orinan casi a la vista pública. Hay ancianos, niños, enfermos en casa; pero ellos no tienen consideración. Y uno evita llamar a la policía para ver si puede resolver el asunto por las buenas…

Danys Peña también criticó la música a deshora y a altos decibeles:

–Hay vecinos que ponen la radio o la reproductora desde temprano en la mañana y a un volumen bastante incómodo. No puedes tú escuchar tu propia música, ni la televisión; ni conversar siquiera: ellos te imponen lo que debes oír, y a veces no oyes nada, porque todo se convierte en un gran ruido.

Finalmente, tomó la palabra Carmen Pérez, la delegada de la circunscripción:

–Es cierto todo eso que ustedes dicen; pero los responsables de los problemas están aquí, incluso los del dominó, porque aunque muchos vienen de afuera, alguien del barrio les pone la mesa y los acompaña en el juego. Coincido con Danys en que esto podemos solucionarlo entre nosotros, ¡y vamos a resolverlo! ¿No es cierto? (aprobatorias expresiones). Bueno, ya está hecho el compromiso. Espero que cada quien asuma la parte del deber que le corresponde. Gracias por haber venido y participar. Buenas noches.

Más información

El delegado del pueblo

Delegar poderes en el delegado

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Raúl Estrada Zamora

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Ha trabajado en todos los medios y fue director de la revista Transporte, de La Habana. Se inició en el diario 26 y trabajó como Jefe de Información en la Televisión. Fue editor de Tiempo21. Como reportero atiende los temas del programa alimentario y la agricultura, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @Raulezdecuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 7 = cero