• Portada
  • Los Cinco
  • Víctimas de una gran injusticia, un mensaje vigente de Los Cinco
Los Cinco

Víctimas de una gran injusticia, un mensaje vigente de Los Cinco

La Habana.- Hemos sido víctimas de una gran injusticia, expresaron al pueblo de Estados Unidos, hace 13 años, cinco antiterroristas cubanos, pero aún el gobierno de ese país sigue sin escuchar esa denuncia.

El 17 de junio de 2001, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González destacaron en un mensaje a los estadounidenses su más profunda convicción de que con su actitud y acciones no transgredieron ni pusieron en peligro la seguridad de los ciudadanos de esa nación.

Por el contrario, “sí contribuimos en alguna medida a descubrir planes y acciones terroristas contra nuestro pueblo, evitando la muerte de ciudadanos inocentes cubanos y norteamericanos”, plantearon entonces.

Se manifestaron así al reiterar su inocencia y aseverar cómo fueron guiados por “un fuerte sentimiento de solidaridad humana, amor a nuestra patria y desprecio por todo lo que no respete la dignidad del hombre”.

La carta, que circuló pocos días después de haberse conocido el veredicto de culpabilidad (ocho de junio) durante el juicio que se les realizó en la ciudad de Miami, puso al descubierto que en el tribunal donde los juzgaron se les imputaron numerosos cargos, e incluso delitos que por su incuestionable falsedad, no fueron ni podrán ser probados.

Los enjuiciaron, como argumentaron, “después de un largo y escandaloso proceso mediante procedimientos, métodos y objetivos de carácter absolutamente políticos y bajo un verdadero diluvio de propaganda malintencionada y fraudulenta”.

Y lo que en ese momento señalaron se comprobó años más tarde, cuando se reveló que periodistas de Miami fueron pagados en secreto por la Casa Blanca para ofrecer una visión sesgada de los acusados y así ejercer una influencia negativa sobre el jurado.

El mensaje también advirtió que Cuba había sobrevivido a décadas de agresiones y amenazas a su seguridad, a planes de subversión, sabotajes y a la desestabilización interna, por lo que “tiene derecho a defenderse de sus enemigos, que utilizan el territorio norteamericano para planear, organizar y financiar actos terroristas violando las propias leyes internas que los prohíben”.

Precisamente, el 26 de abril, como prueba de la vigencia de esa misiva, fueron capturados aquí los elementos José Ortega Amador, Obdulio Rodríguez González, Raibel Pacheco Santos y Félix Monzón Álvarez, ciudadanos cubanos residentes en Miami, quienes viajaron a la isla para ejecutar acciones terroristas.

De tal manera lo admitieron al confesar sus vínculos con individuos cuyo extenso aval anticubano es conocido.

Son esos “grupos terroristas de origen cubano y sus mentores económicos y políticos norteamericanos los que erosionan la credibilidad” de Estados Unidos, advirtieron Los Cinco desde 2001.

El mensaje al pueblo norteamericano subrayó además que por su cercanía geográfica los dos países “están en posibilidad de mantener relaciones de respeto e igualdad”, lo mismo que pide en la actualidad una mayoría de ciudadanos estadounidenses y cubanoamericanos.

Una encuesta difundida este martes arrojó que 68 por ciento de cubanoamericanos en Miami Dade favorece el restablecimiento de relaciones diplomáticas con la nación caribeña, con énfasis entre los jóvenes (90 por ciento) y entre los votantes no registrados (83 por ciento).

O sea, si en 1991 el 87 por ciento favorecía la política de aislamiento, a partir de 2008 esa tendencia disminuyó hasta el 45 por ciento.

Una reciente jornada de apoyo a la causa de Los Cinco, celebrada en Washington DC, debatió sobre el futuro de los nexos Estados Unidos-Cuba en medio del creciente clamor dentro y fuera de ese territorio por el cambio de política de la Casa Blanca hacia la ínsula.

Como premisa, los participantes en el evento se pronunciaron por que en esa nueva etapa que se pide debe quedar resuelto el caso de Los Cinco, lo cual significa que Hernández, Labañino y Guerrero, los tres antiterroristas que continúan en prisiones federales, regresen a su patria.

Los Cinco fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 y casi 16 años después solo Fernando González y René González recuperaron su libertad y se encuentran con sus familias en Cuba, pero antes cumplieron la totalidad de sus condenas. (Deisy Francis Mexidor/ Prensa-Latina)

Artículos relacionados

Fernando González Llort: en Cuba, después de la prisión

Redacción Tiempo21

Recorren Los Cinco provincias angolanas

Redacción Tiempo21

Los Cinco Héroes cubanos visitarán tres países de África

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


+ 3 = seis