El curso escolar tiene barba de anciano

El curso escolar tiene barba de anciano y María Fernanda regala una sonrisa espontánea cuando la halagan por sus resultados académicos
María Fernanda regala una sonrisa espontánea cuando la halagan por sus resultados académicos.

Las Tunas.- María Fernanda solo tiene 10 años y ya es admirada por su familia; su dedicación al estudio le han ganado ese prestigio. Ahora que el curso está en su recta final la vemos rodeada de libretas y libros, preguntando dudas y súper preocupada por la ortografía, los detalles históricos de la figura de José Martí, y el modo y redondeo de la Matemática, que le da dolores de cabeza.
Mientras esta niña conoce de tensiones, la joven Roxana ya tiene el sueño de su vida entre las manos; fueron muchas noches casi sin dormir; numerosos los repasos; invalorable el sacrificio, pero ahora saborea el triunfo del pre en el que quería estudiar y sigue inquieta, estudia que estudia, para obtener el máximo y terminar su secundaria con excelentes notas.
A Olga Esther la física la trae nerviosa, después de un contundente 99 en el examen final de Matemática, que ratifica su inteligencia y esmero.
Como estas estudiantes miles de alumnos terminan el curso escolar 2013-2014 en Las Tunas y deciden el curso de sus vidas, aún sin sospecharlo.
La familia de María, Roxana u Olga velan constantemente por un clímax favorable para que puedan concentrarse en la responsabilidad mayor de su edad; saben de trasnoches y desvelos, del cosquilleo que provocan los nervios porque es una recta decisiva.
El curso escolar alza la mano para el adiós y este momento requiere la mayor entrega de educandos y familia; es hora de atenciones esmeradas, de preguntas constantes, de visitas a la escuela, de preocupación.
Un año de estudio prácticamente partió y se prueba ahora cada segundo de atención, el fruto de las tareas sistemáticas, y el papel de los padres o tutores en el apoyo al proceso docente-educativo.
Julio y agosto hacen guiños, pero se imponen días de extrema concentración y análisis lógicos, asunto en el que debe ganarse en las escuelas para que nuestros niños y jóvenes egresen mejor formados.
Otro año de estudio queda atrás y en el horizonte está el futuro de nuestros muchachos, solo tenemos que ayudarles a alcanzarlo, pero enseñándoles el rigor de cada paso en la vida, porque: “Todo lo que enaltece y honra, implica sacrificios”.
María Fernanda, Roxana y Olga Esther, son toda consagración; tienen la estirpe de vencedoras, y por eso en el último día de este ya ancianito curso tendrán una sonrisa dibujada en los labios.

Artículos relacionados

Estudiante de Las Tunas gana medalla de plata en olimpiada regional de Física

Naily Barrientos Matos

En Las Tunas, el azul del cielo también en una pañoleta

Naily Barrientos Matos

Movimiento Juvenil Martiano, vital y creador en Las Tunas

Naily Barrientos Matos

Escribir Comentario