Los Cinco

Ahora le dicen Cuba

Gerardo Hernández Nordelo
Gerardo Hernández Nordelo

Las Tunas-. Gerardo fue puesto tras las rejas el 12 de septiembre de 1998 con otros miembros de la que  luego sería reconocida como la red avispa. Tenía poco más de 30  años.

Cuentan que 36 meses después de ese día logró hacer su  primera llamada telefónica,  solo 12 minutos y los dedicó a hablar con su bonsái; dicen que no hubo llanto ni de este ni de aquel lado de la línea, tampoco reproches, ni cuestionamientos … solo las urgencias propias del amor.

Aseguran que después de aquella llamada  salió dando brinquitos hasta la celda: Adriana seguía ahí, lo esperaba, confiaba en él…. todo era posible desde ese mismo minuto.

Viable hasta acortar el mar inmenso, implacable, que lo separó más de ella  el 14 de diciembre de 2001 en el minuto exacto en que le dieron la condena: dos cadenas perpetuas más quince años de cárcel.

Se le adjudicaron  entonces cinco cargos: conspiración, espionaje, conspiración para cometer asesinato, falsificación de documentos o hacer acusaciones falsas ante autoridades gubernamentales para obtener documentos y ser un agente extranjero.

Luego,  la prisión de Victorville, en el alto desierto de California,  por más de 15 años que pesan en el almanaque de un hombre, en el tiempo de los sueños, en la posibilidad de procrear, en la necesidad de ser libre….

Dicen que habla  a Cuba con un cronómetro en la mano para saber el momento exacto en el que la llamada se va  a terminar y que otros presos de su penal se sorprenden  porque con tanto tiempo tras las rejas todavía se impresiona como el primer día ante la muerte de algún reo por la violencia propia que le rodea.

Gerardo sigue en pié, ha soportado más de lo que suponían sus captores, sonríe al mañana y, aunque dista mucho de ser un idealista, tiene fé en que besará a su mujer , pondrá una flor sobre la tumba de su madre muerta en estos años de lucha y podrá ir a ver un juego de Industriales en el Latino.

Ese cubano gigante, que ya le confesó a su esposa que “nunca va a madurar del todo” está cumpliendo años hoy. Desde este caimán orgulloso que le espera y por todo lo que nos ha enseñado de resistencia, de entrega y de ternura: felicidades.

/ymp/

 

 

Artículos relacionados

Fernando González Llort: en Cuba, después de la prisión

Redacción Tiempo21

Recorren Los Cinco provincias angolanas

Redacción Tiempo21

Los Cinco Héroes cubanos visitarán tres países de África

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


× 2 = cuatro