Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Abril de 2018
Home > Especiales > Lecturas > La retaguardia de una misión

La retaguardia de una misión

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
La familia cubana: intensa, radiante y feliz.

La familia cubana: intensa, radiante y feliz.

Las Tunas-. Ayer, esperando en la consulta de un policlínico tunero escuché una expresión, muy cubana, por cierto, que rezaba: “qué va mi hermano, si las misiones de verdad no son allá afuera, camina cualquier lugar por aquí”.

Y confieso que he percibido con frecuencia ese criterio, dicho de varias  maneras y en contextos diversos, pero centrados, mayormente, en los muchos dilemas que enfrenta el que queda en casa, carga con las tareas domésticas y lleva el peso de “la calle”, “la  cola”  y el deber,  con igual celeridad.

Dilemas que incluyen la educación de los hijos, las responsabilidades sociales y el rigor del día a día en  este país caliente y cálido que nos abriga a todos.

La convicción profundamente solidaria de los hijos de este pueblo  y las recurrentes carencias económicas, marcan el rumbo de muchas familias y hacen  verdad el reto de cambiar rutinas y hacer que la distancia se imponga al amor y, al menos por dos o tres años, le gane la partida.

Así,  el que queda en casa se torna una suerte de “mamá o papá orquesta” que vela por las tareas de la escuelas, atiende las vacunas  y lo hace todo, con igual prontitud.

Es el tiempo en que toca aprender a lidiar mejor con la cocina y también el momento de los imprevistos y los   ¡hay, Dios mío!, él ante un pantalón para zurcir y ella  porque la llave del baño está rota y toca “armarse”  para arreglarla.

Conozco muchas historias así, lastres inevitables para las familias, matrimonios truncos y también otros, por qué no decirlo, que salen fortalecidos.

Y no solo la familia tiene que lidiar con el reto, también en el  trabajo queda el colega que asume el consultorio, los pacientes, las reuniones…., trabaja  doble y se entrega más. Todo un desafío.

Esa ya es parte de la Cuba de hoy. Un país que se crece, se renueva, se reinventa también desde la nostalgia de una misión.

/mdn/

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Esther de la Cruz Castillejo

Periodista. Licenciada en Comunicación Social en la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana, 2009. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Desde su graduación se desarrolla profesionalmente en Radio Victoria y se desempeña como reportera para atender los temas de la educación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @vozcubana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 × siete =