Salud

Cuba: salir del silencio médico

Implante cocrealLa Habana.- A 306 se eleva el número de cubanos beneficiados con el programa nacional de implantes cocleares, técnica de avanzada que se realiza en el país de manera gratuita a los que la necesiten, en su mayoría niños con más de una discapacidad.

Muchos de ellos nunca recordarán que algún día vivieron en el silencio absoluto, pues la cirugía cada vez se realiza en edades más tempranas, aseguró el doctor Antonio Paz Cordovés, coordinador del programa.

El implante coclear es un mecanismo electrónico que permite mejorar la percepción auditiva a personas con sordera severa y profunda, a quienes los audífonos convencionales no les resuelven el problema.

El sistema tiene componentes internos, que se colocan durante la cirugía y no son visibles. El implante electrónico o estimulador, se coloca bajo la piel, detrás del oído, y el haz de electrodos se sitúa en la cóclea, dentro del oído interno.

Para realizar el proceder, el cirujano y su equipo, deben poseer habilidad, entrenamiento y destreza, por ser esta una cirugía especializada de alta complejidad. Cada tipo de implante coclear requiere un instrumental quirúrgico específico y en óptimas condiciones.

Paz, explicó a Prensa Latina que la técnica es realmente muy costosa, pues no es solo la tecnología utilizada, sino que con posterioridad, el paciente lleva una larga etapa de rehabilitación.

EL PROGRAMA NACIONAL

En las últimas décadas, en el mundo desarrollado mucho se avanzó en el campo de los implantes cocleares. En Cuba, las primeras cirugías de ese tipo se realizaron hacia 1997, pero no fue hasta finales de 2004, principios de 2005, que se instala el programa actual.

Paz reconoció la importancia de la visión integradora del mismo, de su carácter multidisciplinario, con participación de profesionales de muy variadas disciplinas, desde audiólogos, foniatras, educadores, psicólogos y el papel de las neurociencias como motor impulsor.

En cuanto a la selección, expresó que el criterio por el cual se seleccionan los candidatos a recibir un implante se fue modificando con el transcurso del tiempo como consecuencia de las investigaciones realizadas en términos de resultados en la percepción y producción del habla y desarrollo del lenguaje.

Las compañías y los diferentes grupos de implantes en el orbe tienen en cuenta a la hora de definir la candidatura de un infante para ser implantado, entre otros aspectos la edad, mientras más jóvenes son los pacientes, mejores los resultados.

De ahí que se busca realizar el proceder antes de los tres años, agregó.

Por otra parte, explica la capacidad del implante para mejorar el acceso a los sonidos ambientales, la audición y comprensión de la palabra, la música o el uso del teléfono, mejorando la calidad de vida de adultos y niños con déficit auditivo.

Aunque en Cuba algunos adultos se beneficiaron de la técnica, en general se prioriza a los menores, y destacó que entre los niños implantados hay 30 sordo-ciegos.

El especialista aclara que no es posible predecir con exactitud el beneficio que cada usuario obtendrá con su implante coclear, ya que son muchos los factores individuales que contribuyen a sus resultados.

Tiene mucho que ver, sin dudas, la edad, nivel de audición previa, la duración de la sordera o número de células sensoriales sanas.

La rehabilitación postoperatoria, el soporte docente, y la participación y esfuerzo personal y familiar, son también factores claves que condicionan los resultados, dado que el cerebro es entrenado conforme el sujeto practica la escucha y el habla, comentó.(Prensa-Latina)

Artículos relacionados

Luchar contra el cáncer con optimismo

Darletis Leyva González

Realiza Las Tunas acciones por el Día mundial contra el cáncer de mama

Danielle Laurencio Gómez.

Destacan importancia de la estomatología en simposio cubano

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


4 + = doce