Las Tunas, Cuba. Jueves 17 de Agosto de 2017
Home > Opinión > Desaciertos de la contienda azucarera en Las Tunas

Desaciertos de la contienda azucarera en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas-. Aun cuando la salud de la zafra azucarera en Las Tunas denota una deplorable condición que augura un final marcado por la desorganización, las indisciplinas y las malas condiciones industriales, los ánimos y deseos de darlo todo siguen mandando señales de vida en cada uno de los tres centrales en operaciones en este territorio oriental.

El promedio de procesamiento de la gramínea entre los ingenios activos es bajo en el aprovechamiento de la capacidad industrial, insuficiente para aumentar la producción de crudo y la eficiencia necesaria para un  mejor desempeño en la recta final de la contienda.

De acuerdo con la sala de control del Grupo Empresarial Azucarero,  la causa fundamental de ese contratiempo radica en razones fabriles, principalmente localizadas en las plantas Amancio Rodríguez, y Antonio Guiteras y en menor medida,  en Majibacoa.

Las bajas molidas constituyen uno de los motivos básicos para que el rendimiento industrial se comporte por debajo de los valores propios de esta época, cuando las temperaturas y las lluvias propician  la concentración de la sacarosa en los tallos de la caña.

Tales problemas comprometen el cumplimiento de los planes previstos para la actual campaña, lo que se agrava aún más con dificultades entre las que sobresalen el bajo aprovechamiento de la capacidad de molida y un rendimiento industrial inferior al planificado.

Debido al atraso en la arrancada de Antonio Guiteras, el mayor productor de azúcar del territorio y el incumplimiento de la norma potencial, se han dejado de moler caña y de producir más de 30 mil toneladas de azúcar.

La pérdida de tiempo industrial, falta de organización y el exceso de interrupciones operativas, vinculadas con la capacitación y preparación del personal, también son aspectos negativos que tendrán que preverse para la próxima contienda.

De las 185 mil toneladas de azúcar que debía aportar Las Tunas al país  solo se podrán producir alrededor de 161 mil, si las condiciones del tiempo lo permiten, pero yo diría además si la organización y la estrategia de corte lo permiten, pues el tiempo perdido no solo es culpa de la humedad en los suelos, sino además de la falta de camiones de tiro en los pelotones de corte mecanizado, dificultad que fue muy reiterativa y que evidencia desorganización y poca previsión.

Se trata de tomar decisiones oportunas y dinámicas y garantizar que se aproveche mejor la jornada laboral,  no a partir de las horas que permanecen  los pelotones de cortes  en las áreas cañeras,  sino del aprovechamiento de las cosechadoras que,  a pesar de no haber tenido las piezas de repuesto necesarias,  fueron más las veces que se pararon por la falta de transporte para llevar la caña al central o a los centros de acopio que por las roturas de las combinadas.

De lo que se trata ahora es de continuar las labores de corte y aprovechar todo el tiempo,  según lo permitan las condiciones climatológicas,  por lo que los frentes de corte reciben el apoyo y la inyección de nuevas fuerza provenientes de las provincias de Ciego de Ávila, Guantánamo y Santiago de Cuba.

A los trabajadores les toca dar cuanto puedan en esta recta final porque saben las consecuencias de dejar tantas toneladas de caña  en pié, no solo por las afectaciones económicas que esto trae aparejado, sino además porque perturbaría los ciclos de preparación de tierra y siembra para la próxima campaña.

Pese a tantas dificultades los hombres y mujeres en Las Tunas no menguan sus fuerzas y continúan firmes en cada frente de zafra para asegurar la marcha de cada uno de los eslabones que abarcan desde el campo hasta la industria, hasta que la parada de los ingenios anuncien el final de una contienda cuya suerte ya está echada. 

/edc/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yaimara Cruz García

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Fue jefa de Información en Radio Victoria y del canal territorial TunasVisión, en Las Tunas, provincia al oriente de Cuba. Se desempeña como reportera de esta emisora y le da tratamiento a los temas de zafra, con el protagonismo humano y las historias de trabajadores azucareros. Le gusta andar en los campos detrás de las hazañas en la producción de azúcar. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @YaimaraCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro × = 32