Los padres, la escuela y el fastidio de usar correctamente el uniforme escolar

SecundariaLas Tunas-. Una amiga llegó  hasta mi casa hace unos pocos días  con una ira que rayaba lo insensato;   resulta que su hijo, adolescente por demás, había “tenido problemas” con un profesor porque lo mandó a pelarse “y el niño siempre ha tenido el pelo así”.
Y nada,  que regañaron “al niño” de 16 años y mamá se sintió lastimada al punto de ofenderse, a mi juicio, en demasía;  porque si usted lo piensa bien  solo lo mandaron a cortarse un poco el pelo antes de entrar a clases.
Claro, a nadie le hace gracia un regaño a las puertas  de la escuela, enfrente de todos, ese no es el mejor método, no está bien;  pero, ¿a qué profesor le hace gracia hablar y hablar, sin que le atiendan, del rigor que se impone ante el uso correcto del uniforme escolar y las normas de vida en  una escuela?
Desde Tiempo21 decidimos volver con  la interrogante y para eso nos atrevimos a conversar con algunos adolescentes de Las Tunas, ¿por qué usan de manera incorrecta el uniforme?, ¿capricho, rebeldía, moda o el simple hecho de  molestar?
Y en las respuestas encontramos de todo, porque de todo hay, como dicen por ahí, en la viña del señor:
muchacho uniformeThalía, 13 años: “yo creo que es verdad que el uniforme escolar se usa de manera incorrecta, pero a veces los profesores son extremistas y eso no debe ser tampoco. En la  escuela el otro día un profesor cogió una maquinita de pelar y pasó por los grupos, peló a  todo el varón que tenía una moñita siquiera, apretó, de verdad”.
Marian, 14 años: “Mira,  a veces uno sabe que lo que  hace está mal pero es la moda y ya. Además hay profesores  que todo les molesta y si mi papá me da el dinero para ponerme las uñas, por ejemplo, no me las voy a quitar por el capricho del profesor de ese día, que eso es caro”.
Darián, 14 años: “Yo creo que sí, que el uniforme se usa mal y a veces porque no le damos la importancia que eso requiere; nos ponemos adornos, las muchachitas usan pulsas llamativas y se maquillan y todo. No debe ser, pero se hace y a veces los padres no se enteran porque cuando uno sale para la escuela, ellos ya están en el trabajo y no ven lo que uno se pone  con el uniforme”.
Leticia, 14 años: “A mí no me gusta que me estén regañando por gusto, así que me pongo lo que hay que ponerse y nada más. Trato de cumplir con eso y, no quiere decir que sea perfecto como uso el uniforme, pero me regañan poco y eso me basta”.
Muchas aristas de un tema importante, difícil de controlar en la adolescencia, edad propia para comenzar a presumir de bonitas, viriles….; sin embargo, salta a la vista que en este tema, como en tantos otros, la relación estrecha entre la escuela y  la familia es clave para revertir malas conductas y afianzar buenos ejemplos.
Es importante hacer que los más bisoños de casa entiendan que hay normas de convivencia, de respeto, de disciplina que van  implícitos en el  hecho de no usar la falda tan cortica, lucir la cara tan pintada a las 12:00 del día en medio de un turno de gramática española o relumbrar con pulsos y aretes con mucho swing masculino, tanto swing como el pelo con laca escondido  detrás de la gorra,  que tampoco debe ir al aula.
Ser tolerantes con los muchachos en esa etapa de la vida  es importante, es cierto, pero ser permisivos y apañadores puede resultar  fatal para el mañana en muchos sentidos.
Piense en algo, al menos eso le dije a mi amiga molesta aquel día, si hoy le quitas la autoridad al profesor que le orienta cortarse un poco el pelo antes de entrar al aula, ¿cómo le harás mañana cuando le parezca bien andar desaliñado en otro sitio o considere lógica una camiseta cualquiera para la premier de esa película que esperas ver a su lado en el cine principal de la ciudad?
Puede parecer una exageración y tal vez lo sea,  pero fue lo único que encontré para explicar lo  que me parece obvio; saber conducirnos en los espacios formales y respetar lo establecido es la mejor receta para después, proyectarnos  mejor en la sociedad. ¿No le parece?
/mdn/
 
 
 

Artículos relacionados

Garantizan continuidad de estudios para egresados de secundaria básica Las Tunas

Yami Montoya

Egresan de noveno grado educandos talentos de Las Tunas

redigital

Iniciará en Las Tunas etapa de culminación de los procesos educativos

Yami Montoya

Escribir Comentario