Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Abril de 2018
Home > Las Tunas > Protegen legado de Curbelo en Las Tunas

Protegen legado de Curbelo en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas,- El Archivo Histórico de Las Tunas pone a disposición de estudiantes e investigadores el fondo personal  del destacado botánico tunero Maximiliano Curbelo, prolífico colaborador de Juan Tomás Roig en el estudio y clasificación de la flora cubana.

Los expertos en su labor investigativa de clasificación y ordenamiento de la papelería realizaron el análisis científico-técnico  de más de 200 documentos, en su mayoría cartas cruzadas que testimonian la estrecha relación de trabajo y amistad de Curbelo con Roig y otras personalidades de la botánica como George C. Bucher, y Egenio Molinet.

El orden cronológico fue prioridad a la hora de hacer una sistematización y a través del estudio exhaustivo de la personalidad se pudo conocer y completar de forma más detallada su biografía.

Asimismo se corroboró a partir de las pruebas documentales el aporte de Curbelo al estudio de la flora cubana con su  colección de árboles maderables del oriente de Cuba, constituida por más de 500 ejemplares y en la identificación de varias nuevas para la ciencia. . Entre ellos se encuentran algunos que llevan su nombre y el de un obrero que lo ayudaba en la recolección de muestras como: Acacia Curbeloi León, A. Copeyensis León, A. Roiggi León, Cordia Curbeloi, Copernicia Curbeloi León. 

La especialista del Archivo Histórico de Las Tunas, Bertha Moreno Marrero dijo que la colección abarca el período de 1929 hasta 1933 y está conformada, en su mayoría, por documentos originales -manuscritos y mecanografiados- y se considera cerrada porque la papelería de la última etapa de vida de Curbelo se cree destruida por el paso del ciclón Flora por la región oriental.

El especialista del Jardín Botánico, Raúl Verdecia, principal biógrafo y  donante de la documentación, confesó que “cuando yo era profesor de la Universidad siempre estaba hablando de los descubrimientos de Curbelo y Curbelo para aquí y Curbelo para allá. Hasta que un día un estudiante del municipio de Jesús Menéndez me dijo -profe, por mi casa vive un viejo que se llama Maximiliano Curbelo-. Yo, que como científico no creo en las casualidades, un día fui hasta allá. Y se trataba del propio hijo de Curbelo. Así comenzó una relación de amistad y Maximiliano-hijo me entregó todos los documentos que guardaba de su padre”.

Maximiliano Severino Curbelo Leyva, nació el 8 de enero de 1886, en la vecina provincia de Holguín. Sin embargo se considera un científico tunero porque en 1908 se trasladó a la localidad de Lora en el municipio de Jesús Menéndez, donde vivió y desarrolló su intensa actividad científica hasta su muerte en 1938.

Roig, en su diccionario botánico reconoció los aportes de Curbelo con datos para su trabajo de investigación como las características de las plantas, hojas, flores, frutos, terrenos donde fueron coleccionados y la utilización de algunas especies.

Pocas personas de Las Tunas conocen su vida y obra, es por eso que el  Fondo personal tiene acceso libre al público en el Archivo Histórico de Las Tunas en aras de divulgar su valiosa contribución a la botánica cubana y del territorio.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


7 − = uno