Cultura

A tiempo con la danza un espacio identitario del Caribe

Las Tunas.- A tiempo con la danza es un espacio para el rescate de las tradiciones no solo franco-haitianas sino también caribeñas, resaltó en esta ciudad, la destaca investigadora Maritza Donatien, representante de la Comunidad Haitiana en Cuba.

Durante el espacio teórico Punto de Giro, de la décimo cuarta edición del evento de la danza, la miembro de la Junta Directiva de la Asociación Caribeña de Cuba subrayó que este espacio tiene la responsabilidad de mantener las tradiciones de bailes como el nengón y las danzas yorubas, así como también la raíces campesinas que identifican el patrimonio histórico y cultural.

Desde la perspectiva antropológica hijos y nietos hoy de esos inmigrantes que llegaron en una tercera oleada por la década del 20 del pasado siglo XX a Cuba y que hoy conforman los grupos danzarios como Onilé, posibilitan conservar las tradiciones culturales de Haití, principalmente, que en esa nación solo son recogidas en algunas zonas rurales, porque esos bailes no gozan ya de muchos grupos exponentes en esa nación.

Hoy el reto que impone la sociedad cambiante es la investigación para que esa nueva generación de bailarines mantengan esa construcción histórica del legado de nuestros ancestros que en la actualidad se expande como parte de la cultura del Caribe.

Confrontar los cambios en el proceso cultural y danzario tiene la huella del devenir, siempre puede haber una danza contemporánea en su fondo tiene también la raíz del origen de esa cultura, que hoy cuenta con 26 grupos portadores a lo largo de la nación cubana, para marcar la historia y el patrimonio, resaltó la también coordinadora del aula taller de referencia de la Cultura Haitiana en Cuba.

El evento A tiempo con la danza, que se extenderá hasta mañana día 20, cuenta con la presencia de investigadores, especialistas y conjuntos danzarios contemporáneos como Danza Fragmentada, de Guantánamo, y Emovere, de Las Tunas; las compañías folklóricas Ocho Puam Yrawó, de Ciego de Ávila, Aché Churé, de Sancti Spíritus y Onilé, del territorio tunero.

Para la jornada de hoy se prevé una rumba abierta con las compañías, un taller de danza folklórica y la presentación del concierto Sin dar pasos en falso, de Emovere.

Mientras la jornada de cierre reserva en su programa un taller de danza contemporánea, un espacio de intervención  en el boulevard  en el centro histórico, de esta ciudad y la presentación en el Teatro Tunas, sede principal del evento, de los espectáculos Orígenes (grupo Ocho Puam Yrawó) y Trinidad Colonial (grupo Aché Churé).

/mdn/

 

 

Artículos relacionados

Festival Cinemazul invita desde la literatura en la gran pantalla

Yanetsy Palomares Pérez

Congreso de la AHS: Cuba necesita transformar sus espacios culturales

Redacción Tiempo21

Moncada, un asalto de amor en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


6 × = treinta seis