Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Cien años de tristeza

Cien años de tristeza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
gabo3çDe todo lo que se ha escrito hasta el momento del fallecimiento del Premio Nobel de Literatura,  Gabriel García Márquez, lo que más me ha impactado es la declaración de una niña, de unos 11 o 12 años, que frente a la casa natal de El Gabo, en Aracataca, habló para TeleSur con un pensamiento coherente y bello, con una sentencia histórica al referirse a su muerte: Gabo escribió Cien años de soledad –dijo- pero ahora la humanidad tendrá 100 años de tristeza.
 
No ha habido una frase en un periódico, ni siquiera escrita por algunos de los grandes del Periodismo y la Literatura, que encierre tan bello pensamiento como el de la niña, oriunda o no de donde nació y vivió parte de su infancia el Gabo, pero colombiana como él.

Y es muy cierto que la humanidad pasará 100 años de tristeza. Porque escritores como García Márquez nacen cada 100 años, y de ahora en adelante, aun cuando queda su obra, nos falta su presencia física, su emblemática figura, su profundo pensamiento, lleno de ideas y frases para toda la vida.
 
Ahora nos privamos para siempre de un nuevo texto de el Gabo, de una declaración suya, de una aparición frente a la puerta de su casa en Ciudad de México, de una visita suya a Cuba, donde vivió muchos años, de una visita a una actividad cultural.
 
Por eso, al bello y paradigmático pensamiento de la niña, yo me atrevo  a agregarle uno más abarcador: toda la vida de tristeza por el Gabo.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Miguel Díaz Nápoles

Periodista, fotorreportero, realizador de radio y vídeo, profesor universitario. Master en Ciencias de la Comunicación. Su pasión profesional va de las imágenes a la palabra hablada y escrita. Cuando nadie lo ve escribe versos para luego regalarlos envueltos en flores. Vivió en África tras la huella de los médicos cubanos por los pobres de este mundo y trabajó por más de un año como editor de contenido en TeleSur, su mejor escuela, su mejor historia. Se hizo periodista para ayudar a empujar a su país y a multiplicar las voces de lo desposeídos. Siente orgullo por vivir en un país libre y haber ayudado a la causa de la Revolución bolivariana. Para él, Tiempo21 es otra de las grandes historias de su vida, de sus grandes pasiones. Ama a sus hijos y a su familia, su gran sustento, su gran verdad. dnapoles@enet.cu Blog: http://migueldnet.blogspot.com/

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 × = ocho