Opinión

SOS por la vida

Las Tunas.- El tesoro más valioso que tiene un ser humano es la vida; la salud es la base de ella y por eso es premisa de la mayoría tenerla para una existencia feliz. Hoy 7 de abril cuando muchos todavía despiertan en el mundo y otros duermen, se conmemora el Día Mundial de la Salud.

Fue en 1948, en la Primera Asamblea mundial de la Salud, cuando se propuso que establecer la fecha, para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud. Desde 1950, el Día Mundial de la Salud está entre nosotros.

Cada calendario se destaca un área de prioridad de la OMS en el tema central del día. En el 2012, por ejemplo, la celebración se centró en provocar reflexiones acerca del envejecimiento y la salud; en el 2013, la tensión arterial estuvo en boga, a propósito de que cerca de 1.0000 millones de personas la sufren en todo el mundo.

En el presente calendario se dedica el Día Mundial de la Salud a las enfermedades transmitidas por vectores: mosquitos, moscas, garrapatas y caracoles de agua dulce que pueden propagar patógenos y enfermedades graves e incluso hasta la muerte.

Más de la mitad de la población mundial corre el riesgo de contraer enfermedades como paludismo, dengue, leishmaniasis y fiebre amarilla, que afectan sobre todo a las personas más pobres del mundo y siempre pueden ser prevenibles.

Los vectores son más frecuentes en zonas tropicales y lugares con problemas de acceso al agua potable y al saneamiento. Se calcula que la enfermedad vectorial más mortífera es el paludismo y causó 660 000 muertes en 2010, la mayoría en niños africanos. No obstante, la enfermedad de este tipo con mayor crecimiento en el mundo es el dengue, cuya incidencia se ha multiplicado por 30 en los últimos 50 años.

La población de Las Tunas sufre hoy el dengue y cada día son más las personas que se presentan ante servicios de urgencia médica en busca de ayuda. Sin embargo, la lucha contra el vector se sectoriza a un grupo responsable por la salud de los tuneros, cuando en realidad solo puede resolver el problema la responsabilidad y colaboración de todos. 

En el Día Mundial de la Salud, 7 de abril, la Organización Mundial de la Salud exhorta aumentar la concienciación sobre la amenaza que suponen los vectores y las enfermedades vectoriales, y animar a las familias y a las comunidades a que adopten medidas de protección.

/mdn/

 

 

 

Artículos relacionados

Por un bien común: erradiquemos el hambre

Adialim López Morales

Las niñas, por un espacio significativo

Yanely González Céspedes

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Enviar Comentario


uno × 7 =