Cultura

Onilé y los caminos del folclor

onile_3La compañía Onilé, de la oriental provincia de Las Tunas, es toda una institución de la cultura nacional, por los éxitos alcanzados en la danza y en la música y se erige hoy como lo más destacado en la defensa de las raíces que forman parte de la mezcla de la identidad cubana.

Desde que se fundó el grupo, en abril de 1995, Onilé comenzó con la fuerza que caracteriza al propio folclor franco-haitiano, a sus integrantes, que buscan en lo que hacen a una buena parte de la razón de su existencia, y de ahí la solidez de su labor, lo extraordinario y único de sus presentaciones, de sus cantos, de su música de su propia identidad.

En todos estos años la compañía no ha transitado por caminos despejados, y no han sido pocas las incomprensiones y las trabas para desarrollar su labor, hasta que un día escucharon los reclamos de sus artistas y se creó el Cabildo, que cada día se erige en un centro que irradia cultura.

Una de las características de los integrantes de Onilé es su actitud de debate ante lo que no entienden, y son profundas las discusiones profesionales que realizan frente a Lidia Josefina Taylor, negra linda y fina que lucha a brazo partido por su compañía, y a quienes no pocos de sus compañeros la tengan como a una madre, aunque sean mayores que ella, porque en verdad su carisma, su actitud ante la vida y su transparencia la consolidan como la líder natural del grupo.

El repertorio de Onilé deleita a muchos y no solo por estar dedicado a la cultura franco haitiana, porque incluso, tienen varias puestas en escena de las tradiciones campesinas cubanas, y eso hace grande al grupo, a sus integrantes.

Onilé recoge en su obra todo el acervo local, ya sea  haitiano, africano o español y su fusión con la cultura aborigen y siempre trata de preservar y de mantener vivas las tradiciones de Las Tunas y el país.

La Compañía está compuesta por integrantes que en su mayoría tienen formación profesional y es un lujo hablar con cualquiera de ellos, porque siempre destilan esa cubanía mezclada con la cultura haitiana, que hace recordar el ajiaco del que hablaba Don Fernando Ortiz.

En materia de música y danza folclórica, la compañía folclórica tunera Onilé es un orgullo para los habitantes de esta oriental provincia.

 

Artículos relacionados

20 de Octubre: un día para festejar lo nuestro

Yanetsy Palomares Pérez

Festival Cinemazul entrega Premio Ola

Yanetsy Palomares Pérez

Festival Cinemazul invita desde la literatura en la gran pantalla

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


6 × = cuarenta ocho