Portada » La algarabía de abril

La algarabía de abril

Las Tunas-. La jornada fue distinta en Las Tunas hoy. Estuvo definitivamente marcada por el peso social que tienen los jóvenes y los pioneros en esta comarca del oriente cubano. ¿La razón?, es cuatro de abril.
La fecha invita a la celebración en cualquier rincón de Cuba desde hace más de 50 años y los tiempos que corren parecen acelerar los sueños y marcar las ambiciones de las generaciones, sin dudas, protagonistas del porvenir. De esa forma salieron a las calles: a conquistar.
Camino a las escuelas, en la mañana,   iban los niños con platos repletos de dulces tradicionales para hacer en las aulas las llamadas “mesas cubanas”; otros, vestidos de campesinos,  para que un guateque  les marcara  el día de fiesta y algunos cantaban bajito “El cangrejo  Alejo” o cualquier otra, ensayando para el acto de la escuela.
Muchos maestros escogieron  la fecha para celebrar el festejo de “Ya sé leer”, así que los niños de primer grado lustraron mejor sus zapatos porque mamá y papá les iban a escuchar en público y allí, en medio de la alegría,  les darían su diploma.
Los más jovencitos, tercos como la adolescencia, más reacios al suceso pero igual de solícitos y ardientes.
Los mayores, con el ritmo de su tiempo, alistando la actividad de la tarde en el comité de base y con el paso apurado   “para adelantar trabajo y poder comenzar lo previsto más temprano”.
Así fue acá la jornada, de guaguas  repletas y paso apurado; de homenajes silenciosos y razones añejas que se actualizan, se enriquecen, se renuevan, se reinventan. No podía ser de otra forma: es cuatro de abril.
/edc/
 
 
 

Artículos relacionados

Señora de 98 años recorre su país y el mundo con vitalidad: la Radio Cubana

redigital

Fidel, en la guía del triunfo

Raudel Rodríguez Aguilar

Leonardo Mastrapa: su optimismo para apreciar la vida siempre fue un ejemplo para todos

Yanely González Céspedes

Escribir Comentario