Las Tunas, Cuba. Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > El primer MI de Ajedrez en la provincia

El primer MI de Ajedrez en la provincia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Es notoria la popularidad del ajedrez en el territorio de la actual provincia de Las Tunas, donde el Juego Ciencia se practica desde los albores del siglo 20 y que ha contado y cuenta con la tradición y fuerza capaces de ser considerada una de las potencias de Cuba, especialmente  por el accionar de sus actuales dos Grandes Maestros, Lázaro Bruzón Batista y Yaniet Marrero, integrantes de los equipos olímpicos de uno y otro sexo.

En los año 70 de la pasada centuria, Las Tunas tuvo su primer Maestro Internacional en la persona del talentoso ajedrecista de solo 20 años, del municipio de Manatí, Jorge Armas Gutiérrez, quien se había radicado en ese territorio del norte tunero, procedente de Velazco, en Gibara, provincia de Holguín, donde había nacido el 19 de noviembre de 1959.

Armas conoció el ajedrez desde muy pequeño iniciado por su padre que, al parecer, consideró que su vástago podría tener el talento natural por coincidir su fecha de nacimiento con la del genio cubano José Raúl Capablanca, para muchos el más grande de los Maestros que en la historia se haya sentado frente al tablero de las 64 casillas en el mundo.

Durante las dos décadas finales del siglo 20, Jorge Armas desarrolló una intensa actividad como jugador, dentro y fuera del país. En el ámbito nacional se mantuvo entre los cinco trebejistas más destacados, en una época donde brillaban talentos como Guillermo García, Jesús Nogueiras, Joaquín C. Díaz, Wálter Arencibia, Silvino García, Román Hernández, Reynaldo Vera y otros muchos.

En lides foráneas sus éxitos más sonados son la integración del equipo Cuba a la Olimpíada Mundial de Moscú en 1994, cuando se logró el puesto 23, sus títulos en lides de México (1979, dos en 1990, y en 1991), en el “Joaquín Hurtado”, de Managua, Nicaragua (1985) y en el de La Voz, de Bogotá, Colombia (1988), además de alzarse con el tercer escalón en el fortísimo evento organizado en el puerto de El Ferrol, Galicia, España, en 1995.

En los torneos de Cuba, su actuación máxima la logró en el Nacional de 1986 cuando se ubicó tercero en una final de desempate celebrada en el teatro del museo provincial Mayor General Vicente García, de la capital tunera, frente al Gran Maestro Wálter Arencibia, a la postre campeón y el Maestro Internacional de Pinar del Río, Joaquín C. Díaz. Además, brilló al encabezar el grupo Premier II del internacional “Capablanca in Memoriam” en 1993.

En su amplia labor en funciones de entrenador, Jorge Armas apoyó la preparación del ya desaparecido Gran Maestro Guillermo García en 1987 cuando la eliminatoria zonal con vistas al Campeonato Mundial y desde 1990 ha trabajó con el ajedrez en México, al frente de las selecciones juveniles y el equipo femenino de la máxima categoría, labor que lo llevó a recorrer varios estados aztecas y que se extendió hasta el 2005, con el reconocimiento de las autoridades deportivas de ese hermano país.

/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Juan E. Batista Cruz

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Jubilado. Se desempeñó como reporteros para los temas del deporte en el diario y semanario 26 y comentarista deportivo de la radio y la televisión. Es toda una institución en el conocimiento de los temas deportivos, y tiene un reconocimiento a nivel nacional. A pesar de estar jubilado mantiene una vida activa dentro del Periodismo de Las Tunas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 7 = ocho