Las Tunas

Amor, profesionalidad, entrega…Comunicadores

Las Tunas.- Cada mañana salen a desandar las calles con una estela de sacrificio a su alrededor, porque “para ser cartero hay que amar el oficio”, aseguran quienes, sin dejar de acomodar la prensa para salir a portear, dedican sus días a la labor.

Héctor Palmero lleva 14 años como cartero y confiesa que le gusta su labor; portea el Reparto Aurora de Las Tunas y cuando sale de vacaciones o franco, las personas lo reclaman, pues se sienten contentos con el servicio.

Antonio Rey ha dedicado casi ocho años a Correos de Cuba, en el oficio de cartero, y aunque tiene problemas de hipertensión, así como en una pierna, no se detiene porque le gusta lo que hace. Los vecinos del Reparto Santo Domingo, uno de los más complejos en la ciudad de Las Tunas, lo ven ir y venir en su bicicleta, a veces averiada por el mal estado de las calles y circulando gracias a su ingenio, pero afirma “seguiré trabajando porque nosotros somos la satisfacción del pueblo”.

La juventud de Jorge Acosta Curbeiro, ya con seis años como cartero, no ansía otro horizonte, sino estar en las calles, junto al pueblo, según me dice este hombre, porque le agrada lidiar con las personas y saberse preferido por sus suscriptores, pues le piden que no deposite en otras manos la prensa, cartas o giros que reciben. “Hay que aguantar mucho Sol en la calle y dificultades con las bicicletas, pero ahí vamos”.

José Luis Carmenate es otro de los carteros de Las Tunas y la experiencia de 17 años en el sector lo distingue. “Para trabajar en Correos hay que tener disposición y amor porque a veces la prensa llega tarde y los usuarios te maltratan, entonces hay que explicarles y hacerlos entender”.

Estos carteros pertenecen a la Unidad de Correos Tunas 1, que fue seleccionada como una de las mejores del país en el trabajo del año 2013.

Reynaldo Alarcón, con 15 años de experiencia en Correos, tuvo la oportunidad en el 2009-2010 de cumplir misión internacionalista en el estado de Mérida, en Venezuela, donde fue difícil al principio adaptarse y aprender las calles, pero luego hizo muchas amistades y la experiencia fue muy linda.

“Me gusta realmente este oficio y con amor, cariño y dedicación, lo hago, aunque pasamos mucho trabajo caminando las calles en la bicicleta, siento satisfacción porque la gente me llama, me saluda, no quieren que coja descansos para siempre prestarles el servicio; uno es como si fuera familia de ellos”.

Pero todos los carteros de la Unidad de Correos Tunas 1 ven en un hombre muy sencillo y carismático el ejemplo a seguir. Rubén Tristá, 36 años consagrados a este oficio, que podría llamarse “el decano de la cartería en Las Tunas”.

El Reparto Aguilera, uno de los más grandes de la ciudad, es el radio de acción donde todos los días Tristá se siente feliz.

“Estoy orgulloso de ser cartero y mi familia lo está de mí, más ahora que recibí en enero la Distinción Mario Muñoz Monroy por tantos años de trabajo, y tengo el reconocimiento en la sala de mi casa”.

¿Cuál es el secreto de Rubén para haber estado tantos años como cartero?

Qué me gusta mi trabajo y todos los días un paso más adelante.

Sin interrumpir la organización de la prensa y preparados para salir a portear, los carteros de la Unidad de Correos Tunas 1 de la ciudad cabecera, en esta oriental provincia cubana, contaron sus vivencias y razones para pertenecer al sector que hoy 24 de febrero celebra su día y donde saben de entregas y reconocimientos sinceros nacidos en la cotidianidad.

/ymp/

 

Artículos relacionados

Dona organización estadounidense sillas de ruedas a discapacitados de Las Tunas

Adalys Ray Haynes

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


− cuatro = 0