Las Tunas, Cuba. Jueves 17 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Lecturas > La familia ¿condicionante de la Equidad de Género?

La familia ¿condicionante de la Equidad de Género?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La familia ¿condicionante de la Equidad de Género?Hace más de una década sobre el tema de Violencia de Género no se hablaba con tanta sistematicidad pero hoy suscita el diálogo intergeneracional y en Cuba la intención es hacer una realidad cada vez más inclusiva, participativa, sin violencia ni discriminación.

En ese sentido la familia es mediadora en la defensa de las mujeres y hombres que pertenecen al género humano, en la que se aboga por la diversidad de todos y todas en la construcción de una misma colectividad.

Los individuos no tienen determinado su comportamiento por una estructura rígida e invariable, sino que, desde lo cultural, reconstruyen constantemente sus pautas de comportamiento que responden a la sociedad donde viven e interactúan, esa donde prevalecen modelos culturales que le proporcionan el poder a uno u otro género.

Para la Mareelen Tenerio investigadora y coordinadora del Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR), la familia es otra institución del orden de género que reproduce a los sujetos como mujeres y como hombres, y desarrolla un papel fundamental en la pedagogía del Género.

“Por supuesto, igual que se habla de otras instituciones socializadoras, la familia es otra pero no está en una burbuja en el aire de una sociedad, sino que está articulada con todo el resto de las instituciones. Hay una tendencia al decir que los problemas de la Equidad de Género que tenemos en Cuba son los que corresponden de puertas hacia dentro y que son las familias las responsables”.

“Corresponde a la sociedad en su conjunto y también al estado la función de preparar a la familia, como grupo social, para educar a sus hijos basados en una equidad de Género que impide la discriminación de las mujeres. Si culpamos a la familia obviamos e ignoramos que la responsabilidad en que esa familia este mejor preparada es de todos en la sociedad y también del estado”.

Sobre el Patriarcado en Cuba…

“El Patriarcado en Cuba es muy fuerte como en otras sociedades, lleva muchos siglos instaurados, por tanto no es posible pensar que un corto período de tiempo se pueda revertir y cambiar esa realidad, pero lo que sí es posible es que se puede desaprender y se pueden aprender comportamientos armoniosos, no es el centro de conflictos pero si basados en el respeto a los derecho de hombres y mujeres”.

“En Cuba como en muchos otros países, permanece una relación desigual entre los géneros aun cuando se visualiza un avance en su camino hacia la liberación de la opresión patriarcal con fuerte presencia a lo largo de la historia de la sociedad, con normas y costumbres que transitaron por un proceso de transculturación, derivados de la fusión en la Isla de elementos de una fuerte tradición patriarcal basados en relaciones desiguales, tanto de poder como de privilegios”.

La Violencia de Género no se limita solamente al criterio de muchas personas que relacionan este concepto como sinónimo de Violencia física exclusivamente. “La Violencia de Género se origina y reproduce a partir de las desigualdades derivadas de jerarquías y causada por la atribución/asunción de patrones y estereotipos sobre lo masculino y femenino: producen daños y desigualdades”, así lo define la Doctora Isabel Moya Richard, presidenta de la Cátedra de Género y Comunicación del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Ya lo implica en sí su definición y supone la existencia de desventajas e inequidades con relación a posiciones, derechos y oportunidades, individuales y colectivas, que se refuerzan en la experiencia práctica y cotidiana de la representación social de los individuos a partir de la influencia que impone el contexto histórico en el que se desenvuelven.

La Directora de la Editorial de la Mujer puntualiza que “existen varias formas de la Violencia de Género basada en las desigualdades de género que provocan daños físicos, psicológicos patrimoniales, marcados por desigualdades, creencias, ideas y su expresión en conductas, identidades y comportamientos que se atribuyen a las personas de acuerdo con su sexo, y se visualizan individual o grupal”.

Hoy la Violencia de Género busca nuevas miradas para cambiar las relaciones entre naturaleza (Sexo) y cultura (Género) con la indagación en criterios flexibles para el desarrollo e integración social de los individuos para su posterior transmisión generacional de valores y estereotipos basados en la equidad, el respeto individual y el valor de oportunidades y derechos de las personas por su aporte social.

La familia, la escuela, el centro laboral y las instituciones, son agentes de socialización activos en este proceso que tan solo pide una deferencia al mirar cuando se aborde el término Género, Violencia de Género y Comunicación, en su interacción con el entorno, la naturaleza y la sociedad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, graduada de Comunicación Social Universidad de Oriente. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Profesora universitaria. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Diplomada en Ciencias de la Comunicación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Premiada en varios concursos. @yami679

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


4 − tres =