Las Tunas

Propiedad industrial, un engorroso camino

Trabajo por cuentapropiaLas Tunas.- La actualización del modelo económico cubano potencia el desarrollo del trabajo por cuenta propia entre otras fórmulas no estatales de gestión de la propiedad. Y como todo lo nuevo, estas modalidades productivas suscitan retos en temas jurídicos como el de la propiedad intelectual, muchas veces subestimados.

En la oriental provincia de Las Tunas oriental abundan los trabajadores por cuenta propia que emplean nombres comerciales emblemáticos de unidades gastronómicas de diversas partes del país, firmas extranjeras, u otros de su propia invención, los cuales, muchas veces, no tienen relación directa con la calidad y tipo de los servicios en oferta. Situación que revela ignorancia sobre las leyes de la propiedad industrial en Cuba.

Al indagar sobre los registros de las marcas, la mayoría de las opiniones coinciden en que escogieron una denominación que les pareció atractiva, sin cerciorarse de si ya estaba certificada por otra persona natural o jurídica, pues, aunque conocen sobre el tema, ignoran el procedimiento para poder legitimarla.

No obstante, reconocen la importancia de inscribir el nombre comercial y en la conveniencia de diseñar una etiqueta que identifique sus producciones. Aunque, no faltan quienes se arriesgan a emplear marcas reconocidas internacionalmente con la seguridad de que nunca van a ser demandados.

Resulta preocupante esta actitud de supuesta impunidad, ya que la propiedad industrial, entiéndase marcas, distintivos y diseños industriales exige la obligatoriedad del registro, pues la persona  puede verse involucrada en una infracción tipificada como competencia desleal y perjuicio a terceros y ser sujetos de demanda judicial.

El puesto de trabajo de Propiedad Industrial del Centro de Gestión, Información Tecnológica y Ambiental, CIGET, de estaa ciudad ofrece información y asesoría sobre la documentación a presentar.

Sin embargo, el desconocimiento del tema y la falta de información, es a mi juicio la principal dificultad que enfrenta la legislación de la propiedad intelectual en Las Tunas,  ese no es el único obstáculo que deben vencer los trabajadores por cuenta propia, investigadores, escritores y creadores para proteger sus obras.

Se trata también de la ausencia en el territorio de una sección provincial de la Oficina Cubana de la propiedad industrial y por ello los interesados deben trasladarse a otras provincias, como Holguín y Camaguey, para hacer efectiva su certificación.

De ese modo, el proceso de registro se convierte en un camino engorroso, lleno de incomprensiones, trámites y viajes con el consabido gasto de dinero, tiempo y paciencia. Por eso no es de extrañar que muchos cuentapropistas y artesanos de Las Tunas, sigan utilizando nombres comerciales y diseños, propios o ajenos, al margen de las leyes vigentes sobre propiedad industrial.
/mdn/

Artículos relacionados

Dona organización estadounidense sillas de ruedas a discapacitados de Las Tunas

Adalys Ray Haynes

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


7 − = dos