Las Tunas

Tarea para los padres

Son comunes las reuniones de padres en las escuelas. Es este un tiempo que, periódicamente, utilizan maestros y profesores para actualizarse acerca del desarrollo de los alumnos, cómo va el aprendizaje y otros detalles inherentes al proceso docente-educativo.

Sin embargo, ahora se hace usual que estas sesiones sean dedicadas a la familia, a reflexionar sobre normas de mala conducta de los adultos -quienes influyen en los menores-, a enseñar hábitos de educación formal, y a concientizar sobre cómo la escuela no puede ser el único espacio para formar valores.

Escuché a una maestra solicitar de los padres ofrecer los “buenos días” al entrar al centro escolar, hablar en voz baja, pedir que les pregunten en casa cómo les fue durante el día, demandar que le dediquen tiempo a los pequeños y sus tareas y, al unísono, educar a sus hijos en los valores morales por encima de los intereses materiales.

Mencionaba que, cada curso escolar, los niños son más inquietos, y se hace más difícil la labor de enseñar. ¿Cuánta responsabilidad tiene la familia?

En la actualidad, la justificación de la vida agitada es la respuesta nada ideal para explicar la desatención o abandono de los hijos, pues muchos llegan de la escuela y van directo a hacer la tarea con el maestro particular, regresan, se bañan, comen, duermen y, al otro día, sucede igual.

Experiencias tengo de alguna vez que la maestra de primaria me regañó por entretenerme con el alumno de al lado, y en casa el castigo fue peor.

Ahora los padres hasta le quitan la razón a los docentes delante de sus hijos, y dan paso a las indisciplinas.

Estoy convencida de que nadie quiere tener hijos irrespetuosos, o groseros, malcriados e intolerantes, pero… ¿qué hacemos, o no hacemos, para educar en el hogar?

¿Cultivamos buenas relaciones con el resto de la familia y con los vecinos? ¿Cómo es el lenguaje utilizado al conversar con los amigos?. ¿Mentimos delante de los pequeños para escapar de alguna situación? ¿Desacreditamos a quienes nos rodean?

El ejemplo es de los mejores métodos en la educación de los infantes ¿Queremos que nuestros hijos sean como nosotros? ¿Somos un patrón a seguir? (Agencia Cubana de Noticias)
/yrn/

Artículos relacionados

Central Colombia a punto de estar listo para la zafra

Yanet Lago Lemus

Amancio, tercer ingenio de Las Tunas que produce en la presente zafra

Yaimara Cruz García

Consejo de la Administración de Las Tunas debate sobre problemática de envejecimiento poblacional

Claudia Pérez Navarro

Enviar Comentario


7 × uno =