Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Las Tunas > Discapacidad no es inhabilidad

Discapacidad no es inhabilidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

DiscapacitadoLas Tunas.- Hoy las personas con discapacidades conforman uno de los grupos más marginados del orbe, con peores resultados sanitarios, según refiere la Organización Mundial de la Salud. En uno de sus informes este organismo internacional muestra una alarmante preocupación pues entre 110 millones y 190 millones de personas se enfrentan con dificultades de gran envergadura en la vida cotidiana.

Muy distante de esa realidad vive hoy la sociedad cubana que planifica y organiza en su sistema social la atención especializada a las personas con discapacidad en busca de la equidad de oportunidades adaptadas a la gran variedad de intereses y aspiraciones, para garantizar su reincorporación general a la sociedad, esa que festeja hoy el Día Internacional del Discapacitado, y que hoy se une al mundo donde mil millones de personas experimentan la discapacidad en alguna forma.

En la oriental provincia de Las Tunas ese sistema tiene como punto de partida la educación especial, un sistema de educación inclusiva en su total funcionamiento, que acoge en su funcionar a niños, adolescentes y jóvenes, con diversas necesidades educativas, para garantizar un normal desarrollo de la niñez y la juventud.

Este componente del sistema educativo preserva el principio del desarrollo de aptitudes y el sentido de responsabilidad para llegar a ser un miembro útil de la sociedad, con la atención especializada a más de dos mil estudiantes en este curso escolar.

Unos mil 87 docentes atienden a los educandos en dependencia de sus especificidades, en 18 escuelas de carácter interno y seminternos, entre las que sobresale el centro escolar Ramón Téllez que incluye entre sus modalidades de atención, a unos 175 niños con deficiencias auditivas (sordos e hipoacúsicos) y visuales (ciegos, baja visión, estrávicos y ambliopes).

La sensibilidad y el orgullo son palpables en los docentes de ese centro que laboran en los salones especiales de esa institución, que transforman y ayudan en el desarrollo pleno de los niños con dos y hasta cinco años de edad, esos que aprenden a caminar en el mundo de las sombras o que van de la mano en la quietud del silencio.

Compensar y corregir los defectos, estimular los restos visuales y auditivos, orientación y movilidad, aprovechamiento de las habilidades comunicativas, son algunas de las metas del personal docente de conjunto con los niños, esos que agradecen el trabajo con una sencilla sonrisa.

Particularidad en ese sistema, que busca del máximo desarrollo de los infantes, es la familia primer núcleo social que constituye el espacio principal que interviene en los pensamientos, emociones, comportamientos, normas y valores, necesarios para la inclusión social de esos educandos, además se erige hoy como un espacio sociocultural comunitario y que posibilita un mejor proceso de instrucción en el niño.

En el sistema de enseñanza especial en la oriental provincia de Las Tunas, se incluye el Centro de Orientación y Diagnostico, una institución que aboga por el respeto a la diversidad y la igualdad de posibilidades para todos con una mirada individualizada, preventiva y de seguimiento para la integración social y la orientación a la familia.

Cuba cuenta con más de 390 escuelas especiales con más de 40 mil alumnos, y tiene legislado el derecho a la educación de los niños con discapacidades en la Constitución de la República de Cuba bajo el amparo del artículo 42: Las instituciones del Estado educan a todos, desde la más temprana edad, en el principio de la igualdad de los seres humanos.

La proclamación del Día Internacional de las Personas con Discapacidad tuvo su origen en la culminación del Decenio de las Naciones Unidas para las Personas con Discapacidad (1983-1992), para iniciar con el Programa de Acción Mundial para las Personas con Discapacidad, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el tres de diciembre de 1982.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, graduada de Comunicación Social Universidad de Oriente. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Profesora universitaria. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Diplomada en Ciencias de la Comunicación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Premiada en varios concursos. @yami679

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− uno = 6