Las Tunas, Cuba. Martes 17 de Octubre de 2017
Home > Las Tunas > Conservación del río Naranjo, una prioridad en Las Tunas

Conservación del río Naranjo, una prioridad en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas.- La conservación del río Naranjo es una prioridad para el Servicio Estatal Forestal (SEF), el Cuerpo de Guardabosques y la Delegación de la Agricultura en la provincia de Las Tunas, por el hecho de pertenecer a la cuenca del Cauto, la más importante de Cuba.

Este río comprende una superficie de 412, 8 kilómetros cuadrados en el municipio de Majibacoa, por lo que representa un 7,8 por ciento del sistema hidrográfico al que tributa. Además, abastece de agua al central homónimo y a la comunidad de esos contornos.

Entre las acciones agroecológicas que se desarrollan para la conservación de este afluente se encuentran el mantenimiento de los suelos, la reforestación de las márgenes y el hacer cumplir las leyes ambientales.

La reforestación ha sido uno de los elementos que más ha contribuido a la conservación de la cuenca, por ello en los últimos cinco años se han repoblado mil 571 hectáreas por parte del SEF y las 11 fincas forestales que se ubican alrededor de los embalses y las fajas hidrorreguladoras.

Una característica del Naranjo resulta su propensión a la salinización, a partir del mal drenaje que presentan los suelos circundantes. Con el fin de evitarla se aplican abono orgánico y compost, que favorecen la nutrición de las tierras y la siembra de árboles maderables y frutales en forma de cortinas.

El Cuerpo de Guardabosques en el municipio está implicado en la protección del río y su función principal consiste en evitar la tala indiscriminada de los árboles.

Humberto Olano Moreno, jefe del grupo, reconoció que los trabajadores velan porque se cumplan las leyes sobre el vertimiento de los residuales del central Majibacoa y los centros porcinos, principales agentes contaminantes en el territorio.

En consonancia con ello, el ingenio utiliza los residuos líquidos de la producción industrial para el fertirriego de las plantaciones cañeras y destina el bagazo a la Fábrica de Tableros “Máximo Gómez”, en el municipio de Jesús Menéndez.

Sin embargo, el resultado ha sido limitado. La causa fundamental es la propagación de la especie invasora exótica Marabú, que afecta ecosistemas naturales y necesita el empleo de maquinaria industrial y sustancias químicas para su eliminación.

Tampoco se han erradicado completamente el comercio de productos madereros y la circulación de vehículos por los terrenos del río.

La preservación de la cuenca del Cauto resulta necesaria para mantener el equilibrio ecológico en la isla. Sirve de refugio a más de 22 especies de reptiles, aves endémicas, mamíferos y anfibios.

Además, este sistema fluvial se extiende por Santiago de Cuba, Granma, Holguín y Las Tunas, provincia esta donde cobra especial importancia por ser la más seca del país, con un promedio anual de mil 38 milímetros de precipitaciones. (Agencia Cubana de Noticias)
/yrn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


5 + = trece