Lecturas

Encanto invernal

Con la llegada de los primeros aires invernales a Cuba, jóvenes de diferentes edades cambian sus atuendos veraniegos y, de pronto, las sensuales formas corporales de las isleñas desaparecen dentro de los vestuarios propios de la estación.

Un adiós momentáneo a las faldas cortas, vestidos con escotes pronunciados, y shores pequeñitos. En estos días, por las ciudades de la Isla, comienzan a verse los cubanos cubiertos con abrigos de telas gruesas y protectoras.

Los jóvenes llevan con gracia gorros, sombreros y boinas que apenas dejan ver parte de las cabelleras, atuendo que se completa con bufandas, estolas, chales de diversos modelos y colores, además de guantes y altas botas.

Por doquier imperan la elegancia y sobriedad. Llama la atención la exquisita combinación de las diferentes prendas, y el garbo con que lo llevan, lo cual muestra el buen gusto al vestir.

Las muchachas aseguran que el clima las favorece porque no se suda y pueden arreglarse bien en todo momento. Además, dura más el maquillaje.

InviernoLos varones también agradecen el descenso de las temperaturas. Comentan que al fin pueden usar chaquetas, bufandas y suéters para asistir a teatros, cines, galerías o, simplemente, pasear por parques o visitar a los amigos.

No escapan a la moda invernal las personas mayores. Los hombres lucen trajes en combinación con pulóveres. También le adicionan bufandas y no faltan aquellos que cubren sus cabezas con sombreros propios para la ocasión.

Las señoras vestidas de pana, lana, u otros materiales similares abrigan además sus brazos y, en casi siempre, llevan faldas.

Ciudadanos entrevistados comentaron que, en el verano, la belleza de las mujeres se acentúa con las ropas cortas y sensuales, pero en el invierno la sobriedad y distinción exalta sus cualidades físicas.

Ahora prevalecerán en las calles los colores oscuros y tejidos gruesos, zapatos cerrados y rostros bien maquillados.

Ojalá que, con el verano, no se pierda el donaire y exquisito sentido del glamour exhibido en los pocos días en que las temperaturas disminuyen y los residentes en la Isla demuestran que tienen cultura en el milenario arte del vestir. (Agencia Cubana de Noticias)

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


siete − 4 =