Las Tunas

Los aceites quemados, un peligro para el medioambiente

Aceite usadoLas Tunas.- La contaminación generada por el derrame de hidrocarburos usados es un tema que preocupa cada vez más a la humanidad por su impacto en la vida futura del planeta. Sin embargo, en la oriental provincia de Las Tunas se incumple con el plan de recogida, pues hasta la fecha apenas se acopia menos de la mitad del volumen previsto para el presente año.

En Cuba, la Resolución 136 del 2009 del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medioambiente establece que las empresas deben entregar a la Empresa distribuidora de combustibles y lubricantes, CUPET, el 30 por ciento de su consumo de lubricantes por concepto de los aceites quemados.

El reciente cambio del sistema de trabajo sirve de pretexto a algunas entidades del territorio para justificar la demora en la firma del convenio de recogida, excusa que resulta inconsistente con el peligro asociado a la posible dispersión de esas sustancias en el medio ambiente, consideradas por la Convención de Basilea entre las más peligrosas por su alto poder contaminante.

Como ejemplo de su impacto negativo podemos citar que un litro de lubricante usado puede contaminar un millón de litros de agua, convirtiendo en no apto para el consumo el requerimiento anual de 50 personas.

Igual cantidad al formar una lámina impermeable sobre la superficie de presas y ríos interrumpe el intercambio de oxígeno con la atmósfera en un área de 30 metros cuadrados, lo cual provoca la muerte de las plantas y animales acuáticos.

A estos datos se suma que los aceites quemados al infiltrarse en la tierra exterminan los microorganismos que viven en ella, envenenan las plantas y pueden llegar hasta las aguas subterráneas.

Ante su peligrosidad para todas las formas de vida del planeta, incluyendo la humana, preocupa el desinterés y la morosidad de algunos directivos tuneros en sacar los aceites usados del medio, situación que además evidencia una débil educación ambiental.

Es necesario aclarar que la recogida al mismo tiempo que evita accidentes y derrames, permite su aprovechamiento en la generación de energía en aquellas industrias con licencia ambiental, tal es el caso de la Empresa de Aceros Inoxidables, ACINOX, las Fábricas de Cerámicas y los Centrales azucareros.

Es necesario actuar consecuentemente y como luego puede ser tarde, realizar un llamado a los responsables a actualizar en el plazo más breve posible el convenio de recogida de aceites quemados con CUPET, a fin de poner a resguardo, estas sustancias capaces de contaminar las aguas y los suelos y de afectar la salud humana.
/mdn/

Artículos relacionados

Reconocen labor de unidades avícolas de Las Tunas

Adialim López Morales

Acoge Hotel Cadillac condición de colectivo líder de la calidad

Adalys Ray Haynes

Proteger la capa de ozono un imperativo en Las Tunas

Esnilda Romero Maña

Enviar Comentario


tres + = 8