• Portada
  • Las Tunas
  • Incorporados nuevos inseminadores a la recuperación ganadera de Las Tunas
Las Tunas

Incorporados nuevos inseminadores a la recuperación ganadera de Las Tunas

Inseminación artificialLas Tunas.- Con la graduación este fin de semana de otros 11 inseminadores, ya suman 57 los técnicos de esa especialidad egresados de la Escuela Provincial de Capacitación del Ministerio de la Agricultura Jesús Menéndez Larrondo, con vistas a respaldar la recuperación ganadera de Las Tunas.

Esta es la cuarta promoción de ese tipo lograda en dicho centro académico, ubicado cerca de esta ciudad, capital de la provincia de igual nombre, 690 kilómetros al este de La Habana. Con la ayuda de su claustro, ya en los ocho municipios tuneros hay 25 mil 200 vacas bajo régimen de inseminación artificial, cifra que debe crecer antes de concluir el año reproductivo, en marzo venidero.

Se espera que en 2022 en la provincia se aplique esa tecnología al 52 por ciento de las hembras incorporadas a la reproducción, que por esa fecha sumarían unas 107 mil.

Para conseguir ese propósito es necesario formar alrededor de 40 inseminadores más, y también 50 fisiopatólogos y 16 andrólogos, pues debe atenderse muy de cerca la salud integral de los rebaños.

Por eso, inmediatamente, el citado centro de capacitación agropecuaria inició el quinto curso de Inseminación Artificial, con una matrícula de 15 estudiantes, y el segundo de Fisiopatología, que cuenta con 10 alumnos.

Anteriormente y con la colaboración del Instituto Nacional de Medicina Veterinaria, habían sido graduados 18 fisiopatólogos, que ya trabajan en sus respectivos territorios.

Entre los egresados de la cuarta promoción de inseminadores se encuentran dos mujeres: Maritza Morales Mora, del municipio de Las Tunas, y Lisbet Martínez Suárez, del de Colombia, quienes, junto a Iraís Jiménez Almaguer, de Jobabo, y Níriam Alba Velázquez, de esta capital (anteriormente graduadas), son las únicas tuneras que ejercen esa profesión.

Lisbet tiene 18 años de edad y es la más joven de todas; pertenece a la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) La Vega, ubicada en la comarca de San Rafael, ya realiza allí su nueva labor y, según dijo a Tiempo21, se siente muy dichosa:

–Concluí mis estudios preuniversitarios (bachillerato) el pasado año, me avisaron sobre el curso, decidí matricularlo porque me gustan los animales, sobre todo me resulta muy curioso e interesante el proceso de reproducción, ver cómo nacen y crecen; siento que aunque hasta ahora ha sido un trabajo exclusivo para hombres, la inseminación artificial no es una labor dura, mucho menos para mí, que recibo mucha ayuda de mis compañeros.

En el caso de Las Tunas, esa tecnología reproductiva resulta particularmente beneficiosa, pues le permite mejorar genéticamente su masa ganadera, caracterizada hoy por muy bajos niveles productivos a causa de un gran mestizaje de la raza cebú.

Al respecto, el ingeniero Omar Pérez López, delegado provincial del Ministerio de la Agricultura (Minag)en el territorio, brindó a nuestro diario un claro ejemplo:

–Aun en época de primavera, cuando existen las mejores condiciones climáticas y los animales disponen de agua y alimentos suficientes, el promedio de leche por vaca en ordeño no supera los 4,2 litros, debido a la baja calidad genética de las reses.

Según el Delegado, al remediar ese problema, por medio de la inseminación artificial, podría extraerse, con la misma cantidad de vacas, más del doble de la leche que hoy se obtiene.

La Inseminación Artificial en Cuba

Construir una moderna ganadería sobre bases tecnológicas solo al alcance del llamado Primer Mundo, resultó para Cuba un verdadero desafío. Pero lo hizo.

El 12 de diciembre de 1959, a menos de un año de haber triunfado la Revolución, el máximo líder cubano Fidel Castro Ruz, al hablar en un encuentro en el cual participaron 200 campesinos, se refirió a los fundamentos científicos, las ventajas y beneficios de la inseminación artificial, y anunció los pasos que se daban para introducirla en el país.

Tuvo lugar ese acto en la finca El Dique, perteneciente al municipio de Cotorro, La Habana, y en él Fidel informó que para comenzar ese programa se adquiriría un semental de pura raza Holstein, Campeón de la Feria Anual de Canadá, denominado Rosafé Signet.

Así ocurrió, y Rosafé, considerado el padre de la ganadería moderna en Cuba, tuvo una prolija descendencia, hasta marzo de 1966, fecha en que falleció.

Con la llegada del llamado Período Especial, a principios de los años 90, caracterizado por la caída del socialismo en Europa Oriental, la desintegración de la Unión Soviética y el recrudecimiento del genocida bloqueo estadounidense contra Cuba, la inseminación artificial se deprimió considerablemente a causa de la falta de recursos.

Hoy, en consonancia con los Lineamientos de la Política Económica y Social aprobada por el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), esa actividad se reanima. Al igual que Las Tunas, las demás provincias del país trabajan en la formación de fuerza laboral calificada y reciben los equipos e insumos necesarios, incluido semen de ejemplares de alto valor genético.

La estrategia concebida en cuanto al rescate de la inseminación artificial prevé ir creando sobre la marcha la infraestructura material, técnica y productiva más adecuada, hasta contar en la base incluso con los sementales requeridos, tanto en la línea lechera como en la cárnica, o la de doble propósito. Es la garantía para el desarrollo ganadero, la sustitución de importaciones y la sostenibilidad agropecuaria de la provincia y la nación.
/mdn/

Artículos relacionados

Se moderniza la banca en Las Tunas a 58 años de su nacionalización

Ordey Díaz Escalona

Desarrollan en Las Tunas acciones por el mes de la calidad

Edelmis Cruz Rodríguez

Festejará Hotel Brisas Covarrubias vigésimo aniversario de su inauguración

Adalys Ray Haynes

Enviar Comentario


dos × 3 =