Las Tunas, Cuba. Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Home > Cultura > Las canciones de Silvio Rodríguez se vistieron de sinfónica en Las Tunas

Las canciones de Silvio Rodríguez se vistieron de sinfónica en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas- La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) celebró su cumpleaños 53 con el increíble concierto que regaló este lunes junto a Augusto Enríquez en el Teatro Tunas, de esta ciudad, el quinto de la gira titulada Te doy una canción.

Resultó una noche de homenajes, pues Enrique Pérez Mesa, director de la OSN entregó su medalla 50 aniversario al coro tunero Euterpe, que recientemente cumplió dos décadas de constante trayectoria. El destacado músico elogió la labor del coro, que junto al octeto vocal Ancore, resultó uno de los regalos que han encontrado en su recorrido por Cuba.

Mesa recordó su última presentación en esta ciudad capital, hace dos años, como la mejor de aquel periplo, por la cálida acogida del público. Y en esta ocasión, las canciones de Silvio Rodríguez interpretadas por Augusto, con el intachable acompañamiento de la orquesta, recibieron el aplauso agradecido y la reverencia de los espectadores tuneros.

“Nos preparamos para tocar la música de Silvio Rodríguez como mismo lo hacemos con la música clásica, ya que son obras de gran dificultad, son orquestaciones de mucha dinámica, de mucho colorido”, explicó el maestro. A su juicio, el autor de Unicornio es un poeta, “por eso su obra se puede hacer con una orquesta o con una guitarra, porque cada canción tiene un mensaje”.

En este sentido, destacó la sabia labor de los arreglistas y orquestadores, entre ellos, Víctor Pucho López, Demetrio Muñiz, Jorge Aragón (hijo) y Miguel Núñez. Para el destacado violinista, cada concierto de esta gira que comenzó el pasado 3 de noviembre en Guantánamo, resulta mágico. Rememora las actuaciones en Bayamo y Holguín como maravillosas: “Estamos muy contentos, aunque no es la primera vez que hacemos la fusión con la música popular, o con la buena música. Creo que esta idea es más bien una forma de hacer cultura, de llevar a la nueva generación la vigencia de estos temas. Considero que es un programa que vale la pena que se escuche en toda Cuba y en Latinoamérica y ya nos invitaron en diciembre a hacerlo en todos los municipios de Bayamo, comentó Mesa.

“Dejamos copias de las partituras en todas las provincias y a finales del mes de marzo tenemos cinco conciertos en Venezuela. Y este es sólo el principio de una idea soñada por Augusto Enríquez, quien ahora la disfruta convertida en una trilogía realizada con Producciones Colibrí y el Instituto Cubano de la Música”.

Al respecto, el carismático cantautor dijo a la prensa que se trata de un disco de amigos entrañables: “Ha sido un trabajo arduo, difícil… no solo desde el punto de vista musical, sino del punto de vista logístico, pues empezamos a trabajar hace cinco años; sin dudas, es el fruto del pensamiento colectivo.

“Primero escogí cien temas, luego 50, hasta dejarlas en 34 canciones que conforman la trilogía. El criterio de selección fue muy personal, no atiende a ningún subgénero o temática. Algunas de las canciones son muy conocidas, como La era está pariendo un corazón, Ojalá, Oh melancolía, Te doy una canción, que da nombre al periplo, y otras, como Fronteras, Letra de piel o Demasiado, brindan al público letras extraordinarias, que a veces, pasan desapercibidas.

“De no haber existido la obra de Silvio Rodríguez mi vida habría sido otra- confiesa el artista-, quien reconoce que este trabajo no es repentino, sino más bien un viejo anhelo para el cual debió llega con mucha madurez”.

Sobre su acercamiento a otros paradigmas de la música popular cubana, como Benny Moré, expresa que “la segunda edad en la música debería servir para reflexionar y trabajar en el patrimonio cultural de la nación, que hule a soberanía como concepto de diferenciación”.

Augusto se siente muy satisfecho por esta oportunidad de interpretar las canciones de Silvio vestidas de sinfónica, lo cual califica de incomparable: “Es el cantautor popular, vivo, más importante que conozco, comparable quizás con Sindo Garay o esos grandes juglares de finales del siglo XIX y principios XX que hicieron de la música un factor de soberanía, de nacionalidad, y es un reto que todos cantantes deberían enfrentar”.
/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 + = doce