Opinión

Para que los estudiantes sean gestores de su salud

El programa de promoción y educación para la salud en Cuba es una tarea a la cual se le dedica mucho tiempo y esfuerzo en los centros escolares, ya que se trata del bienestar físico y mental de los educandos.

Las acciones en tal sentido abarcan desde la alimentación y nutrición, prevención de accidentes y educación vial, la lucha contra las adicciones, hasta temas de educación sexual, de convivencia y comunicación, así como Medicina Natural y Tradicional.

No obstante, todo cuanto se haga en favor de nuestros niños, adolescentes y jóvenes es poco en comparación con los grandes riesgos que ellos corren pues, por su poca experiencia, es preciso enseñarlos a cuidarse y ayudarlos a proteger su integridad.

Por eso resulta tan importante que cada estudiante sea gestor de su propia salud, concepto que defiende la Doctora Lázara María Varona Moreno, de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Pepito Tey, de esta oriental ciudad, en su proyecto investigativo La Universidad: Una vía para las buenas prácticas de salud en el espacio educacional.

De tal modo se entiende que para estar saludables también resulta importante un buen comportamiento cívico y adoptar actitudes responsables ante la vida, mediante la prevención de enfermedades que pudieran afectar el feliz desenvolvimiento social o incidan sobre las personas que nos rodean.

Pero estas no son cuestiones que se resuelvan con un haz lo que yo digo y no lo que yo hago. Aquí la ejemplaridad de los maestros, de los padres y el resto de los familiares define patrones de conductas en un tema tan vital como la salud escolar.

Cómo promover acciones contra el tabaquismo si los muchachos ven que sus padres, el profe o el propio médico fuma, de cuál manera inculcar el hábito de lavarse las manos frecuentemente, y en especial, antes de ingerir alimentos si algunos adultos evaden tales medidas por premura, o lo que es peor, porque tienen muy baja percepción del riesgo y se amparan en la peligrosa frase: "eso es una exageración y total no pasa nada…"

Vista la salud en el sentido amplio del término urge entonces pensar en los daños que acarrean tal o más cual modo de proceder, una vez que se menosprecia la higiene y se amenaza el bienestar individual o colectivo.

Que los estudiantes sean gestores de su propia salud es una excelente opción; sin embargo esto implica una toma de conciencia de los riesgos a los cuales se exponen, de los daños que ocasionan las actitudes irresponsables y las afectaciones que sus descuidos pueden causar a sí mismos y a los demás. Y en muchos de estos aspectos todavía queda un largo camino por andar.

Artículos relacionados

Las niñas, por un espacio significativo

Yanely González Céspedes

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Consumir lo nuestro

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


× ocho = 32