Las Tunas

Estudian potencialidades del marañon en Las Tunas

MarañónLas Tunas.- Las semillas tostadas de marañón fueron una de las muchas novedades que mi abuelo me reservaba para los días de vacaciones en su finca, ubicada en la carretera central, justo en los límites entre el municipio de Puerto Padre y esta ciudad, a 680 kilómetros de La Habana.

Unos 40 años después, muy pocos ejemplares sobreviven en la zona de Río Blanco, Becerra y el Mango, donde eran muy abundantes y productivos, y ahora, el marañón es una fruta casi desconocida para las nuevas generaciones.

En medio de este panorama, destaca el estudio realizado por investigadores de la Universidad Lenin, de aquí, titulado Zonificación de las áreas de marañón ( Anacardium occidentale) en el norte y centro de la provincia de Las Tunas.

La autora principal, Luritza Peña Molina, y la vicedecana de Investigación y posgrado de la facultad de Agronomía del centro de altos estudios, dijo para Tiempo21 que el trabajo se realizó con el objetivo de caracterizar las plantaciones de la especie existentes en la provincia y zonificar.

“La zonificación permite determinar las condiciones de clima y suelo optimas para el desarrollo del cultivo, el cual es recomendable para las climáticas del territorio, porque se adapta a suelos poco fértiles, empobrecidos, degradados y sobre todo a condiciones de extrema sequía”, explicó la investigadora.

La también profesora de Química añadió que el marañón “es un cultivo que no solo de Las Tunas, sino del país, no ha sido desarrollado, ni se tiene en cuenta en los programas de fomento y desarrollo de la agricultura y eso sucede porque se desconocen sus potencialidades”.

Los jugos y dulces elaborados con el fruto del marañón y los turrones obtenidos a partir de la semillas son los usos más conocidos del marañón, no obstante, Peña Molina destacó que “también la madera del árbol se emplea en la fabricación de embarcaciones y viviendas, mientras las hojas, raíces y semillas son de conocido uso en la medicina tradicional”.

La investigación señala entre los principales problemas para la obtención de mayores rendimientos, el insuficiente manejo agrotécnico del cultivo, la ausencia de una estrategia y de orientaciones técnicas para la propagación y el desconocimiento de los beneficios desde el punto de vista económico y social.

Peña Molina expresó que el “estudio de zonificación del marañón abre expectativas para futuras investigaciones sobre la especie y le aporta a los organismos encargados del desarrollo agrícola de la provincia los elementos básicos para trazar programas futuros de desarrollo y fomento del cultivo.

Artículos relacionados

Destaca presidente Díaz-Canel resultados de la provincia de Las Tunas

Miguel Díaz Nápoles

Inicia presidente cubano Díaz-Canel en Las Tunas reunión resumen de visita gubernamental

Redacción Tiempo21

Presidente de Cuba intercambia con máximas autoridades de Las Tunas

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


seis × = 42