Lecturas

Crimen de Barbados, siempre en el recuerdo de Carlos Permuy

Crimen de BarbadosEn la vida los momentos felices y tristes, por lo general, resultan inolvidables. Así le sucede a Carlos Manuel Permuy, quien el seis de octubre de 1976 perdió a su padre, víctima del Crimen de Barbados.

Ese día dejaron de existir físicamente las 73 personas a bordo de una nave de Cubana de Aviación, entre ellos, Manuel Permuy, jefe de la delegación del equipo juvenil de esgrima, vencedor en el torneo centroamericano en esa disciplina.

“Cuando ocurrió el sabotaje tenía 14 años de edad -comentó a la ACN Carlos Manuel-, pero recuerdo aquel momento como si fuera hoy, y duele mucho saber que los autores no han sido juzgados por ese terrible hecho”.

El Crimen de Barbados, acaecido hace 37 años, tuvo como cabecillas a los terroristas de origen cubano Luis Posada Carriles, y al ya fallecido Orlando Bosch Ávila (1926-2011), asalariados de Estados Unidos.

“Posada Carriles, quien permanece vivo en Miami, se ha burlado totalmente de la justicia y, en la actualidad, no existe ninguna esperanza de que sea llevado a los tribunales”, declaró.

Con indignación se refirió a que Estados Unidos, nación que se dice defensora de los Derechos Humanos y acusa a otros países de patrocinar el terrorismo, alberga en su territorio a criminales confesos y no pasa nada.

“A pesar de todo eso -dijo- no estamos resignados, pero somos conscientes de que no será fácil ganar esta batalla”.

Agregó que “el tiempo ha pasado, aunque el recuerdo de mi padre -tenía en aquel momento 39 años- siempre está presente. Era muy maduro, pero a la vez jovial, y tenía buenas relaciones personales”, aseguró.

Trabajador en la Ciudad Deportiva, en La Habana, en las oficinas de Trámites de Viajes y Relaciones Internacionales, Permuy afirma que trata constantemente de seguir el ejemplo de su papá, hombre al cual jamás olvidará.

A su vez, enfatizó en que la mejor manera de rendir homenaje a las víctimas del Crimen de Barbados es recordar quiénes fueron, tanto los atletas como los tripulantes y demás pasajeros del avión (coreanos y guyaneses).

Entre los pasajeros que perecieron en el atentado se encontraban los 24 integrantes del equipo juvenil de esgrima, quienes compitieron exitosamente en el IV Campeonato Centroamericano y del Caribe de ese deporte, el cual tuvo como sede a Caracas, Venezuela.

“Esos jóvenes venían felices por sus resultados, y es doloroso ver cómo manos asesinas truncaron sus sueños de la manera más cruel, por eso no podemos cejar en este empeño de luchar para que no prevalezca la injusticia”.

Añadió Permuy que, por alertar sobre acciones terroristas como la del seis de octubre de 1976, cinco cubanos fueron condenados injustamente en Estados Unidos y, aún hoy, cuatro de ellos permanecen en cárceles norteamericanas por defender a su patria y la tranquilidad de su pueblo.

“Apoyo esa causa como sé lo haría mi padre, quien exigiría la liberación de Los Cinco con todas sus fuerzas”, concluyó. (Agencia Cubana de Noticias)

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


seis + = 8