La Fiesta Grande del pueblo dijo adiós a los tuneros

CarnavalLas Tunas.- Un carnaval mejor organizado vivió esta ciudad del 19 al 22 de septiembre, en la edición 61 del festejo, con el rescate de tradiciones como el premio al Cartel del Carnaval, al Personaje, al Comité de Defensa de la Revolución mejor adornado y el Premio Rafael Urbino Santoya.

Los hijos de Las Tunas, y visitantes, en 19 áreas disfrutaron a plenitud del carnaval, dedicado este año a los aniversarios 180 del natalicio del Mayor General Vicente García, el 160 de José Martí, el 60 de la creación de Radio Victoria y las seis décadas de la Comparsa Estampas Tuneras, popularmente conocida como Sabala.

En la noche de este domingo 22 de septiembre se reconocieron con el Premio Rafael Urbino Santoya las carrozas Proyecto Lírica de Barrio, la de Kisbelis Oduardo, instructora de arte de la Casa de la Cultura Tomasa Varona del municipio de Las Tunas, y las Voluminosas del Balcón, esta última es una carroza atípica porque bailarinas bien subiditas de peso demuestran el ritmo que habita en su cuerpo y por su brillante desempeño recibieron la puntuación de 100 más, otorgada por el jurado de la competencia.

Las congas Raíces Tuneras y Los Mau Mau, conjuntos con muchos años de experiencia en el toque de tambores y cornetas chinas que distinguen el carnaval, también fueron premiados; así como Los Pinos Nuevos con la extraordinaria puntuación de 100 más por su colorido, musicalidad, desempeño y versatilidad en el espectáculo.

Iguales valoraciones sustentaron la entrega del Premio Rafael Urbino a las comparsas Cuba Libre, La Jardinera, Invasores del Futuro y Estampas Tuneras. La Sabala resultó la más agasajada con la puntuación de 100 más. Mientras haya un Sabala vivo, tendremos Sabala en las calles, dijo la Dirección de esta comparsa, preferida por los tuneros y toda una institución cultural; por ese carisma y preferencia ganado en la gente fueron ellos quienes cerraron, con sus sabrosos toques y un mar de pueblo arrollando atrás, el carnaval Las Tunas 2013.

Félix Ramos, el presidente del jurado que evaluó los espectáculos presentados por las carrozas, congas y comparsas, precisó que este año se ganó en el vestuario, la juventud de los bailarines, en la literatura de los pendones, en cierta organización, aunque todavía quedan detalles muy importantes por superar. “El carnaval hay que pensarlo con tiempo; desde que termina una edición hay que empezar a analizar que hace falta para la otra.

Este año fue mucho mejor, el paseo en particular, aunque es necesario mejorar las coreografías que se presentan, la organización para que no se produzcan baches, la iluminación y decorado de algunas carrozas.

"Sugiero utilizar más la música cubana, sin prescindir de la foránea que sea buena; además debemos despolitizar un poco el carnaval, en específico, en los mensajes que llevan los pendones y poner en su lugar esos pensamientos y frases que forman parte del acervo cultural de nuestro pueblo”, aseguró.

La Fiesta Grande del Pueblo ya dio su adiós a Las Tunas pero se despidió con la impresión de haber vivido una edición mejor preparada y con la necesidad de resolver para el festejo 62 esas deficiencias que empañan el brillo del carnaval.

 

Artículos relacionados

Metunas está preparada para el ordenamiento económico

Leydiana Leyva Romero

Vivir sin el filtro que impone la discapacidad

Tania Ramirez

La juventud de Las Tunas también en Tangana por Cuba

Naily Barrientos Matos

Escribir Comentario