Las Tunas, Cuba. Jueves 24 de Agosto de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > Combates de excelencia en el judo

Combates de excelencia en el judo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Convertida en plaza de lujo de eventos deportivos nacionales e internacionales, la sala Comandante Paco Cabrera, de la capital de la provincia de Las Tunas, volvió a vestir sus mejores galas para acoger las acciones de excelencia de muchos de los mejores judocas del mundo, en el torneo José Ramón Rodríguez in Memoriam del 6 al 9 de junio de 1985.

Fue un privilegio para los habitantes de esta oriental provincia recibir a verdaderas luminarias del milenario arte marcial japonés, procedentes precisamente de la Tierra del Sol Naciente, Unión Soviética, Hungría, Brasil, Checoeslovaquia, Bulgaria, México, Canadá, Argentina, Nicaragua y Cuba, que prestigiaron los tatamis situados en el tabloncillo de la bella instalación.

La actuación de los judocas puede calificarse de colosal al obtener 27 de las 31 medallas puestas en disputa, apenas en el inicio del ciclo olímpico hacia los Juegos de Seúl, Corea del Sur-1988. El dominio de los anfitriones fue tal, que solo una corona consiguió un extranjero, el soviético Vladislav Rotov, rey en la división libre.

En la lucha por equipos, el segundo puesto fue precisamente para la representación de la Unión Soviética que, además de su medalla de oro, conquistó otra de bronce y el tercero quedó en poder de Hungría, cuyos especialistas alcanzaron un premio de plata y dos bronceados. El reconocimiento al atleta más combativo se le concedió merecidamente al cubano Juan de la Rosa y de igual forma la condición de más destacado recayó en el soviético Vladislav Rotov.

Como reflejaron los resultados la supremacía de los cubanos fue casi absoluta, desde el comienzo se percibía que era difícil que ocurriera algo ilógico, sin embargo, la única sorpresa tuvo de protagonista a un atleta local, el novato Belarmino Salgado, quien dejó sin opciones en su primer combate, al gran favorito de los 96 kilogramos, Isaac Azcuy.

Salgado, un novato de gran talento y en pleno desarrollo, candidato para representar al país en los grandes eventos de judo en el mundo, abrió el camino y marchó sin contratiempos hasta coronarse en esa compleja división y hacerse merecedor de la placa al más técnico de la competencia.

Una vez más, la sede recibió el reconocimiento de las autoridades deportivas, políticas y de gobierno, además de los mayores elogios de la prensa, por la excelente organización del evento, la magnífica atención a los participantes y, especialmente, por la extraordinaria demostración de apoyo de una entusiasta afición que repletó las gradas de la sala Paco Cabrera, tanto en las jornadas diurnas como en las nocturnas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Juan E. Batista Cruz

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Jubilado. Se desempeñó como reporteros para los temas del deporte en el diario y semanario 26 y comentarista deportivo de la radio y la televisión. Es toda una institución en el conocimiento de los temas deportivos, y tiene un reconocimiento a nivel nacional. A pesar de estar jubilado mantiene una vida activa dentro del Periodismo de Las Tunas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos + = 10