Las Tunas

La envidiable energía del carnaval tunero

CarnavalLas Tunas.- Las calles de esta ciudad se estremecen en estos días de septiembre porque un pueblo las visita para rumbear a plenitud.

El sabor del carnaval ya está en los labios de los tuneros y dos noches han sido especial antesala para una fiesta que espera con agrado este pueblo, después de un año de trabajo y sobreviviendo a las carencias y estrecheces económicas.

El festejo motiva y reta al sueño y al cansancio porque los hijos de esta tierra somos de saludar el Sol moviendo el cuerpo al compás de la música en vivo o grabada.

Las fiestas carnavalescas son el momento idóneo para darse el traguito de cerveza fría, violar las dietas, llenarse de bisuterías, reír, bailar…, en fin, oxigenar el espíritu.

Pero en ese exceso de alegría a algunos se les suben los humos para la cabeza; aparecen las sensibilidades ante la más insignificante de las miradas, y otros salen a acechar a los ingenuos para despojarlo de cualquier pertenencia.

Vivimos días de entusiasmo y libertad para ser feliz, aunque también el peligro y los malos ratos pueden esperar en la esquina y aguarle el carnaval a cualquiera.

Sin embargo, la medicina para esos males existe y es siempre actuar con educación, respeto por el otro, mesura, responsabilidad… Con la elegancia, que no vive en las ropas, zapatos o aderezos utilizados, sino en las palabras y las acciones de cada segundo.

El sonido de las congas y comparsas llaman a los tuneros a disfrutar, a vivir intensamente cuatro días de fiesta, pero los hijos de la tierra del Mayor General Vicente García no olvidan cuidarse, pensar en cuanto los necesita la familia y saborear nuestra única existencia, siempre dejando fuerzas para después.

 

 

Artículos relacionados

Reinauguran oficina comercial de Etecsa con nuevos servicios en Majibacoa

Yeisnel Vázquez

La CPA Calixto Sarduy, por encima de cualquier limitante

Adialim López Morales

Reconocen labor de unidades avícolas de Las Tunas

Adialim López Morales

Enviar Comentario


5 × cuatro =