Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Octubre de 2017
Home > Los Cinco > Las ignoradas evidencias de los Hábeas Corpus

Las ignoradas evidencias de los Hábeas Corpus

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Los CincoVíctimas de la paradoja de luchar contra el terrorismo y juzgados por impedir acciones contra Cuba, su patria, Gerardo Hernández, Fernando González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y René González (hoy en Cuba), luego de un amañado y largo proceso judicial, han aguardado infructuosamente por la atención a sus solicitudes de Hábeas Corpus.

Evidencias no disponibles o desconocidas en el momento en que fueron juzgados, y violaciones de carácter técnico y constitucional, justifican la solicitud de Apelación Colateral –como también se le conoce-, de la que se valieron estos cinco cubanos en Estados Unidos.

Ya se sabe, desde 2006, del escandaloso pago de gruesas sumas de dinero por parte del gobierno norteamericano a periodistas, a fin de crear una ola de odio y prejuicios en contra de ellos e incluso presionar a miembros del jurado. Algo que los mercenarios cumplieron a pie juntillas y por lo que recibieron recompensa.

Pero también otras irregularidades descubiertas constituyen fundamento de las demandas presentadas.

Estudiosos de los detalles del ilegal proceso contra Los Cinco, consideran que además del elemento común en la apelación de Los Cinco, otros aspectos justifican esa petición.

En el caso de Ramón, por ejemplo, el abogado que en los inicios del caso lo representó no lo alertó de que podía permanecer callado, cuando le tomaban declaraciones y todavía le llamaban por Luis Medina, seudónimo que usaba.

Hoy ese desliz le ha costado tener un cargo adicional: el de obstrucción de la justicia.

Y aunque la jueza Joan Lenard, quien lleva el proceso, puede considerar que su Hábeas Corpus no tiene razón, quizás encuentre que el cargo de obstrucción de la justicia no tipifica como tal.

Ello significaría reducir su condena y en lugar de 30 años entonces serían 25, lo cual no representa una gran rebaja, pero en buena lid son cinco años menos.

Los otros compañeros también presentaron en su solicitud, como argumentos, los hechos relacionados con la manipulación de las evidencias, y el hecho de que los abogados sólo tuvieron acceso al 20 por ciento de ellas.

Pero de todos, hoy el caso de Gerardo es el que enfrenta la situación más compleja: tiene dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión, y una de ellas por el cargo de asesinato.

Su Hábeas Corpus se basa fundamentalmente en demostrar que con él se cometió una violación de carácter constitucional, pues no pudo hacer uso del derecho que tenía a declarar en un juicio por separado contra el cargo tres que se le imputa: conspirar con otras personas para perpetrar asesinato, con intención criminal y premeditación en la jurisdicción marítima y territorial de los Estados Unidos.

A esto se suma la ineficaz defensa del que fuera su representante inicial, quien equivocó la estrategia y no se dedicó a demostrar que Gerardo nada tuvo que ver con el derribo de las avionetas, el 24 de febrero de 1996, hecho por el que se le acusa del cargo de conspirar para cometer asesinato.

En el caso de René González, cumplida su sanción, goza ya de libertad en su patria, como un ciudadano cubano, desde mayo de 2013 cuando recibió en la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana el documento que certifica su renuncia a la ciudadanía norteamericana.

Sobre las Apelaciones Colaterales de Ramón y Fernando, el gobierno de Estados Unidos solicitó a la Corte del Distrito Sur de la Florida que las rechazara. Fue esa la respuesta de la Fiscalía a las reclamaciones presentadas por los abogados de la defensa, quienes ya presentaron su réplica.

Corresponde, entonces, a la jueza Joan Lenard tomar una decisión. Se desconoce si lo hará caso por caso o si va a pronunciarse de conjunto sobre el proceso que aun enfrentan Gerardo, Ramón, Antonio y Fernando, el cual desde el punto de vista técnico es hoy mucho más sólido y fuerte.

La estrategia sigue siendo, pues, no renunciar a ninguna posibilidad legal que ofrezca el sistema judicial estadounidense, para lograr que, por fin, a Los Cinco -René se identifica moralmente con ellos- se les conceda la libertad y tengan la debida justicia, negada desde hace ya 15 años. (Agencia Cubana de Noticias)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 7 = trece