Historia del Deporte en Las Tunas

El motociclismo en la vida de un técnico ejemplar (final)

No hay dudas de que el motociclismo es un deporte que reportó y reporta continuados éxitos a la provincia de Las Tunas y que, lo que hemos visto hasta ahora, demuestra cuánto ha significado el esfuerzo conjunto de una gran familia, en la cual Ichi Carbonell es protagonista de lujo, lo cual justifica los reconocimientos de que ha sido objeto, tanto de las autoridades locales como las del país.

Bajo la guía de Carbonell sobresalieron individualmente en la pista, Alexis Lluch, primer local en proclamarse campeón nacional, cuando en 1983 lideró la competencia de los 125 MZ entre los corredores de todo el país, celebrada en el circuito Guamá, de la ciudad de Pinar del Río y José Lodeiro, rey en la prueba de 250 MZ Sport y recordista pionero en la propia pista de la capital de la provincia más occidental del país y proclamado, en su momento, el máximo exponente cubano de su modalidad.

Los máximos honores de su especialidad lo tienen los representantes del motocross, encabezados por Luis Delgado, titular nacional y campeón, contra todo pronóstico, de la Copa Cuba Internacional de 1985, ocasión en la cual superó a grandes exponentes de esta disciplina procedentes de Canadá, las entonces Checoslovaquia y Unión Soviética y de México.

Wilfredo Lage, oriundo del municipio de Jobabo, e iniciador del motocross en el territorio, varias veces campeón nacional, marcó el ejemplo que siguieron los jóvenes exponentes de la disciplina, porque su presencia en las pistas de todo país siempre fue sinónimo de coraje, capacidad técnica y de absoluto desafío a los más connotados rivales. No es casual su condición de paradigma para los que se dedican a esta arriesgada modalidad de la velocidad con motor.

Y si Lage fue grande, su hijo Alain, una verdadera copia de su padre cuando penetra en los trazados de competencia, no se queda atrás al conquistar siete títulos de Cuba en los 250 Sport y en los últimos tres años logró el puesto cimero en el ranking nacional individual, sin dudas una impresionante trayectoria.

No puede dejar de mencionarse en la historia del cross al versátil Alexis Lluch quien se proclamó titular nacional de los 125 en 1984, solo un año después de su corona en una máquina similar pero de pista, al sorprender a los favoritos en la lid que tuvo de escenario al ya desaparecido trazado de Santa Cruz del Norte en la entonces provincia de La Habana.

En justo premio al trabajo sostenido de Ichi Carbonell, fue seleccionado para cumplir misión internacionalista de ayuda técnica en la hermana isla caribeña de Aruba, desde el 2006 hasta el 2010, con resultados positivos según consignaron las autoridades deportivas de aquella nación integrante del grupo de las Antillas Menores.

La capacidad y la entrega de este formidable técnico se aprecian en el hecho de que, en estos momentos, el parque de motos es excelente, gracias a su absoluta calidad técnica y disponibilidad de piezas nuevas o recuperadas y por su presencia estética, disponible para los alumnos de la Academia provincial de motocross, justo a la vera de la pista 28 de Septiembre.

Carbonell asegura que los triunfos van a continuar por el trabajo diario de la Academia que cuenta con 12 alumnos, seis que integran el equipo para las competencias oficiales e igual número de talentos con menos de 10 años de edad, quienes perfeccionan la técnica en sesiones diarias a la vista de entrenadores avezados, los mismos que mantienen a esta tierra en la cima de la disciplina desde hace más de tres décadas.

Artículos relacionados

«Nene» Jiménez, jardinero central de lujo

Juan E. Batista Cruz

Chiflán en el béisbol de Colombia

Juan E. Batista Cruz

Un juego para recordar

Juan E. Batista Cruz

Enviar Comentario


cinco + 5 =