Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Octubre de 2017
Home > Cultura > Dos amigos poetas y periodistas

Dos amigos poetas y periodistas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas.- En el texto Elogio de la memoria, presentado recientemente por la editorial local Sanlope, podemos encontrar las coordenadas para valorar en toda su dimensión a dos nombres relevantes de la cultura tunera: Gilberto E. Rodríguez y Rafael Zayas.

Según Argel Fernández, editor del texto, el lector encontrará en sus páginas, dos destinos paralelos y coincidentes, tanto en tiempo y espacio, como en idiosincracia y visión del mundo.

Sobre el primero, considerado como el poeta más importante del siglo XX en Las Tunas, podemos redescubrir su faceta como periodista, gracias al estudio El tiempo le compró la memoria, de las reporteras de Radio Victoria, Ada Cristina Higuera Tur y Maira Castro Lora.

Esta última autora dijo que la idea nació de la tesis de licenciatura de Ada, que ahondó en la obra literaria de Rodríguez:

“En el 2008, con motivo del centenario de su natalicio, decidimos continuar la investigación para presentarla en el evento de Historia de la prensa, que convoca la Unión de Periodistas de Cuba en Las Tunas.

El propósito fue, en un principio, ampliar el estudio sobre su obra literaria e insertar lo que encontráramos sobre su labor periodística. No existían muchos elementos al respecto”.

¿Y cómo fue que desarrollaron la investigación?

“Comenzamos por localizar las posibles fuentes, donde se encontraran trabajos periodísticos publicados por él, que fundamentalmente vieron la luz en la prensa anterior al Triunfo de la Revolución. En algunos casos fue fundador de los periódicos, en otros, colaborador.

Investigamos en la revista Quehacer, porque aparecían varios trabajos de periodistas tuneros que profundizaban en la obra de Gilberto y hacían referencia también a la necesidad de conocerla.

Aparte de toda esta investigación documental nos acercamos a su hijo, para que nos contara sobre Gilberto como ser humano, en su familia, en sus relaciones amistosas. Conocimos también cuanto ayudó a jóvenes escritores de Las Tunas, cómo eran sus relaciones con sus vecinos, tan afectivas que eran capaces de inspirarle poemas.

También destacamos su amor al terruño, su apego a lo local y a los temas cotidianos; cómo aparecían en sus trabajos, la crítica a la situación política y social del momento. Eran sorprendentes su sensibilidad y afán de estudio, que lo impulsaban, cuando no tenía nada que leer, a recurrir al diccionario”.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención en esa búsqueda?

“Lo primero es que yo no soy tunera, no lo conocí personalmente, así que me acerqué a su vida y obra mediante esta investigación. Me gustó mucho su poesía, todo lo que fui encontrando sobre él. Existe un epistolario que conserva su hijo, un caudal que está todavía por investigar.

Casi siempre difundir la obra de Gilberto ha sido una intención de los miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la provincia, pero nos parece importante que nos hayamos insertado en el gremio periodístico, porque también es parte de nuestra responsabilidad, contribuir a que esta figura se conozca más”.

Desentrañando la vida de Rafael Zayas

La museóloga Marisela Vázquez se ha adentrado desde hace quince años en la colección del Museo Provincial Vicente García dedicada a la prensa tunera de la república, así comenzó su pasión por indagar en la vida de Rafael Zayas:

“Me llamó la atención que un gran cúmulo de publicaciones lo constituye El Eco de Tunas, el periódico principal de esta etapa, y no se conocía casi nada de su director y editor, Rafael Zayas González, después de haber mantenido durante 53 años esta publicación con su capital privado.

Comencé la indagación biográfica, que tuvo su etapa final como tesis de maestría, cuando pude concentrar toda esa información mediante testimonios, fuentes documentales y otras publicaciones periódicas.

¿Pero continuará hurgando en el tema?

Finalmente han salido lo que para mí son los primeros apuntes de su biografía, que sirven para estudios posteriores, y por supuesto, hay aristas de su vida que me interesa continuar explorando.

¿Qué imagen cree que se llevará el lector de Rafael Zayas?

En Elogio de la memoria aparecen dos momentos importantes, el primero está dedicado a estos apuntes biográficos y en un segundo apartado, están los aportes culturales de Zayas, como su labor desde la alcaldía y su faceta como poeta repentista.

¿Qué le parece reunir a estas dos figuras en un texto?

Los dos trabajos se complementan, Gilberto fue discípulo de Zayas, y esta es una de las cosas que más me gusta del libro: abarca dos personalidades de la historia local que se encuentran en un momento determinado, y aparte de su profesión, fueron grandes amigos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 − = tres