Las Tunas, Cuba. Sábado 16 de Diciembre de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > Brillante especialista de motocross

Brillante especialista de motocross

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

juanemiliobatista1Juan E. Batista Cruz
jbatista@enet.cu

Desde mediados de la década del 60 en el pasado siglo, el motociclismo alcanzó popularidad en el territorio de la actual provincia oriental de Las Tunas, pero especialmente en lo que es su capital, hasta que se organizaron carreras de manera sistemática por la creciente afición de los jóvenes a la velocidad con motor y al esfuerzo de un incansable entrenador, el puertopadrense Martín Jacobo apoyado por varios activistas.

La modalidad de pista alcanzó notoriedad por la celebración de competencias en un improvisado circuito alrededor de la Plaza Calixto Sarduy (Calé), en las cuales llegaron a participar connotados corredores cubanos de la talla de José Lazo y el camagüeyano José Luis Moreno (El Diablo). De este lugar surgió el mejor exponente local en esa especialidad, José (Pepito) Lodeiro, quien integró la Selección Nacional.

Sin embargo, los mayores logros de esta provincia se han logrado en la modalidad de motocross, con sonadas victorias colectivas e individuales, estas últimas gracias a la pericia y coraje de sus exponentes cumbres, el jobabense Wílliam Lage y Luis Delgado Pérez, nacido en la capital tunera, quien niño aún, debutó con un inesperado éxito preámbulo de una carrera brillante en todos los sentidos.

A la edad de 15 años, Delgado integró un reducido grupo de muchachos que, por embullo, se involucraron en la aventura de las motos en 1983 y comenzaron a entrenar en las dos modalidades bajo la pupila de Martín Jacobo a quien se le unió posteriormente Félix Carbonell. Las prácticas se realizaban en un área improvisada en los alrededores del actual estadio beisbolero Ángel López Jiménez.

Los alumnos del área contaban con solo cinco motos de las marcas MZ y CZ de 125 y 250 centímetros cúbicos, las cuales estaban en perfectas condiciones y tenían a su favor una gran cantidad de piezas de repuesto, suministradas a través de los convenios del INDER y las autoridades deportivas de la entonces República Socialista de Checoeslovaquia.

El primer evento oficial en el que se presentó Luis Delgado fue en la modalidad de pista y tuvo lugar en la Avenida de Las Américas de Santiago de Cuba en 1983. Montó una MZ-125 y ayudó al triunfo por equipos de la escudería tunera, pese a lo cual quiso dedicarse por entero al cross a partir de 1984, para comenzar el camino de manera victoriosa, cuando obtuvo la medalla de oro encaramado en una CZ-250 durante una competencia por invitación celebrada en Florida, Camagüey.

En aquel momento, Wílliam Lage ya había logrado un Campeonato Nacional y el objetivo de Luis era seguir sus pasos, algo que logró con creces, porque fue el segundo corredor local en coronarse monarca cubano, en medio del auge de la disciplina en este territorio, especialmente a partir de la construcción de una formidable pista en terrenos facilitados por la Empresa de Proyectos Agropecuarios en los alrededores del motel El Cornito, unos cinco kilómetros al suroeste del centro de la capital tunera.

La nueva instalación se inauguró con la organización de la Primera Copa 28 de Septiembre, de la cual tomó su nombre y que contó con la participación de los mejores especialistas cubanos de motocross en saludo al aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución en 1985, ocasión en la cual alrededor de seis mil personas abarrotaron toda el área aledaña al trazado, no pocas de ellas sentadas en las ramas altas de los árboles.

Durante 17 años activo en las pistas cubanas de motocross, Luis Delgado consiguió tres títulos nacionales en la categoría MZ-125, cuatro en los Torneos 28 de Septiembre, el último el día de su retiro oficial en el 2000 y uno en la Copa Cuba Internacional, su mayor logro en 12 participaciones, ocurrido en 1987 frente a reconocidos especialistas foráneos.

El capítulo de 1987 en la Copa Cuba fue la consagración de Luis Delgado, quien ese año se mantuvo imbatible, tras conseguir las medallas de oro en las ocho competencias previas al mismo. Su consolidación como atleta técnico y corajudo se puso de manifiesto al conquistar lo más alto del podio cuatro veces en MZ-125 e igual número en CZ-250.

La calidad de este formidable especialista de motocross puede apreciarse en el hecho de que, de sus 17 años activo, estuvo cuatro en la selección juvenil y cinco en la de mayores, época en la cual combinó, de manera exitosa, los estudios que lo llevaron a obtener la condición de Licenciado en Cultura Física en 1989 y la exigencia de la preparación en el alto rendimiento.

Los últimos años de atleta los alternó en su condición de entrenador de motocross en la desaparecida Sociedad de Educación Patriótico Militar (SEPMI) y desde el inicio de este siglo 21, Luis Delgado, una indiscutible Gloria del Deporte tunero y cubano, está dedicado de cuerpo entero a su vocación de artesano artista, actividad en la que goza de prestigio y reconocimiento.



Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 + siete =