Las Tunas, Cuba. Miércoles 16 de Agosto de 2017
Home > Cultura > Jornada Cucalambeana 2013 > La décima: una identidad de Cuba desde Las Tunas

La décima: una identidad de Cuba desde Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas.- Perpetuo se erige cual si sonriese por su impronta en la cultura material y espiritual del campesinado, Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (El Cucalambé), en los predios de la finca El Cornito donde vivió en el siglo XIX, con cada tonada de improvisadores y cultores, amantes eternos de la  Jornada Cucalambeana que por estos días paraliza cualquier otra actividad cultural de la provincia de Las Tunas.

Esta fiesta espiritual y sublime de los campos cubanos es un acercamiento más profundo, humano, sentimental, familiar y amistoso con nuestros credos. Así comenta el Premio Nacional de Literatura Pablo Armando Fernández, quien anualmente no deja escapar su cita con el bardo, que entre sonrisas confiesa hubiese querido tener, por su conocimiento y su poder de cercanía con la identidad folklórica del campesinado de Cuba.

Un alto valor patrimonial a partir del estudio y la improvisación de la décima que corrió por la pluma del bardo tunero, defiende anualmente la Jornada Cucalambena cuando promueve su vida y obra bajo la huella de jóvenes artesanos, escritores, poetas e ilustradores, que convidados por la cultura se fungen en un abrazo por la identidad y la historia.

Concursos, danzas, peñas literarias y humorísticas, exposiciones de artes visuales y manuales, declamadores y el pueblo mismo, mantienen la lozanía de cada actividad programada en el jolgorio, en el cual se promueve la lírica poética popular e ilustrada de Cuba.

Odalys Leyva Rosabal, Premio Iberoamericano Cucalambé en Décima Escrita, se detiene en el tiempo y subraya al festejo popular y cultural como la alegría de volver a vivir por el esperado y motivante encuentro con los escritores y repentistas más importantes de estos momentos en la literatura cubana, y el contraste del fomento de la décima como palabra afín en otros lugares de la Isla e Iberoamérica.

El escritor y repentista Juan Carlos García Guridis, reafirma el prestigio merecido del Concurso de Improvisación Justo Vega que contribuye a preservar la tradición del cultivo de la décima, sin ser Las Tunas, a su juicio, una de las grandes potencias en la improvisación a nivel nacional, no así en el ámbito de la escritura.

Hoy día la décima gana terreno a partir de los talleres de repentismo que garantizan en el concurso Justo Vega la incursión por vez primera de la única fémina Liliana Rodríguez, una joven que se desliza con singularidad y corrobora su talento en el arte de la improvisación a partir de pies forzados.

Experimentados escritores y noveles poetas mantendrán la décima como estrofa distintiva de la cultura campesina que anualmente inmortaliza a El Cucalambé en su Jornada, y haga suyo el criterio del investigador Carlos Tamayo cuando afirmó que Nápoles Fajardo convirtió a la décima y la extinta cultura aborigen, en símbolos del naciente sentimiento de cubanía, en fragmentos de su décima:

Con un cocuyo en la mano
Y un gran tabaco en la boca
Un indio desde una roca
Miraba el cielo cubano.
La noche, el monte y el llano
Con su negro manto viste,
Del viento al ligero embiste
Tiemblan del monte las brumas
Y susurran las yagrumas
Mientras él susurra triste.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, graduada de Comunicación Social Universidad de Oriente. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Profesora universitaria. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Diplomada en Ciencias de la Comunicación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Premiada en varios concursos. @yami679

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho + = 14