Cultura

Película “Se vende” tiene compradores

pelicula-cubana-se-vendeRolando Silven Laffita
rsf@ain.cu

Hay cintas para hacer llorar o reír, quiérase o no; otras están para acompañar las noches donde habla más alto el aburrimiento. Pero la película Se vende, la más reciente producción de Jorge Perugorría, parece venir por risas transitando caminos muy serios.

Luego de su estreno en el pasado Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, este filme, que ya se exhibe en todo el país, deviene suceso cinematográfico por estos días, nada sorpresivo para un material que reúne a un elenco popularísimo.

El reconocido actor Mario Balmaseda, la enigmática Mirta Ibarra, el propio Perugorría, la vérsatil Yuliet Cruz y la debutante Dailenis Fuentes, sustentan actoralmente la producción, a la que algunos han llamado comedia demasiado ambiciosa por encarar, desde presupuestos del género, problemáticas agudas.

La situación económica del país, separaciones familiares, frustraciones personales y existencialismos, conforman una madeja de conflictos que esta cinta de “humor negro” se replantea en planos donde la moral y la sobrevivencia parecen enfrentarse.

Cayendo o no en “más de lo mismo”, las maneras como aborda cada problema conllevan a considerarla una parodia surrealista donde se evidencia un ejercicio cinematográfico desenfadado, que intenta sostener con el espectador un diálogo sobre la cotidianidad y sus desmanes.

Calificado por su director como historia de amor por la vida, el filme rinde homenaje a destacados directores del cine cubano como Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, de ahí los constantes guiños a Fresa y Chocolate y La muerte de un Burócrata.

“Se vende” ostenta hasta el momento el Premio de la Popularidad en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, y según Perugorría cuenta con “la cálida acogida del público cubano”.

El hecho de estar en cartelera es una oportunidad para que se expresen opiniones diversas como las que ofreció un joven espectador: “la cinta no profundiza en problemas medulares de la sociedad cubana ni intenta responder a su por qué, pero tiene un discurso sencillo que habla lo que muchos intentan soslayar”. (Agencia Cubana de Noticias)

Artículos relacionados

Moncada, un asalto de amor en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Debaten proyecto del Código de Ética periodistas de Radio Victoria

Yanetsy Palomares Pérez

Teatro Tuyo asiste a Festival Internacional de Clown Escénico en El Salvador

Sheyla Arteaga Rodriguez

Enviar Comentario


6 + = ocho