Las Tunas

Una sala de relojes donde no pasa el tiempo

 relojes7


Tania Maldonado, especialista del Museo Provincial de Las Tunas, habla de las variedades de relojes existentes en la sala y de cómo fue el proceso de mantenimiento.

anaisa vidal diazAna Isa Vidal Díaz
anaisa@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- “Guárdame el tiempo, guárdamelo“, es la súplica de la reconocida escritora matancera Carilda Oliver Labra en uno de sus poemas. Y a este reclamo parece responder la sala de los relojes del Museo Provincial Mayor General Vicente García, en esta ciudad capital, que recientemente abrió sus puertas después de enfrentar un proceso de conservación.

Tania Maldonado Hernández, especialista de la institución, explicó que luego de un año fue necesario darle mantenimiento a los dieciséis relojes, pero afortunadamente la mayoría posee su mecanismo en buen estado.

“Contamos con la ayuda desinteresada del relojero Delvis García González -asegura-, quien en algunos casos tuvo que colocar aditamentos para su funcionamiento, como al reloj grande que tenemos en el exterior del museo”.

Descubra en imágenes los tesoros de la Sala de Relojes

“Todavía nos queda mucho por hacer. Comenzamos por los relojes de pared -explica la museóloga-, y ahora trabajamos en los más pequeños, los de bolsillo, que presentan el peor estado. Hay muchos que tienen maquinarias que no son originales, así que estamos buscando soluciones. Lo que nos reconforta, es que el público ya puede apreciar la exposición y disfrutar de los relojes con su sonido característico, acampanado. Algunos tienen su música cada un cuarto de hora”.

En el museo no sólo encontramos objetos decorativos. Se exhiben también relojes de barco, de bolsillo, de arena, relojes para jugar ajedrez, para medir la temperatura, para personas ciegas, y curiosidades como la auténtica maquinaria de un reloj de péndulo del siglo XIX.

La remozada sala, además de ostentar antigüedades de alto valor patrimonial, con una luz cómplice y un silencio roto únicamente por el “tic tac” de sus dieciséis relojes, sugiere que, desde este espacio mágico, el visitante puede viajar en el tiempo hacia cualquier punto del pasado… o del futuro.


Artículos relacionados

Se moderniza la banca en Las Tunas a 58 años de su nacionalización

Ordey Díaz Escalona

Desarrollan en Las Tunas acciones por el mes de la calidad

Edelmis Cruz Rodríguez

Festejará Hotel Brisas Covarrubias vigésimo aniversario de su inauguración

Adalys Ray Haynes

Enviar Comentario


× cinco = 45