Las Tunas, Cuba. Martes 22 de Agosto de 2017
Home > Salud > En Las Tunas por más calidad de vida para las personas con VIH-SIDA

En Las Tunas por más calidad de vida para las personas con VIH-SIDA

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Eduardo Reyes Leyé, especialista de Medicina Interna y enfermedades infecciosas.


  Declaraciones del Dr. Eduardo Reyes

esnlda romeroEsnilda Romero Maña
esnilda@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas- Evitar el contagio de más personas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) junta mucho esfuerzo y voluntades en Las Tunas.

Trabajar para ello se ha convertido en razón primordial de la vida de enfermos, instituciones sociales, de la salud y de muchas mujeres y hombres sanos.

Eduardo Reyes Leyé se enorgullece de estar en ese grupo de personas. Su profesión de especialista de Medicina Interna y enfermedades infecciosas le ha dado la posibilidad de aportar al empeño.

Hace varios años funge como coordinador provincial de la asistencia médica a los pacientes con VIH-SIDA. Desde esa condición accedió a responder preguntas para Tiempo21

¿Qué comportamiento tiene el VIH_SIDA en la provincia?

La enfermedad en Las Tunas tiene un ligero aumento comparado con igual tiempo del 2012. En los meses vividos del 2013 se han diagnosticado 4 o 5 casos más y se vislumbra que al cierre de diciembre haya un número mayor que el año pasado cuando se confirmaron 58 nuevos contagios.

El indicador más preocupante es la mortalidad. En el 2012 solo murió una persona en la provincia por SIDA y este año ya han fallecido cinco y no por fallas en la atención medica sino por descuido de algunos pacientes que no asisten sistemáticamente a las consultas, no se hacen los exámenes de carga viral CD4, razones por las que no tienen el seguimiento ni el tratamiento gratis que asegura el sistema de salud cubano a todos sus enfermos.

Cambiar esa realidad es primordial y en función de eso se trabaja en todas las áreas.

¿En qué grupos poblacionales tiene más incidencia la enfermedad?

El número de mujeres y personas mayores de 55 años de edad contagiadas aumenta aunque la enfermedad continua prevaleciendo en el sexo masculino y dentro de este, en los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres. 

A estos grupos se les presta especial atención porque en ellos, o sea en los mayores de 55 años, la inmunidad es más deficiente y en las mujeres con VIH, por ejemplo el cáncer cérvico uterino es cien veces más frecuente que en el resto.

Los municipios de Colombia y Las Tunas se mantienen entre los 45 del país con mayor número de enfermos. 

En la provincia comenzó a aplicarse un procedimiento para evitar la transmisión por accidentes. ¿En qué consiste específicamente? 

Ya en todas las áreas de salud de Las Tunas está disponible un tratamiento profiláctico de un mes de duración para las personas que accidentalmente pudieran contraer el VIH-SIDA.

El mismo está a disposición de todos, principalmente de los profesionales de la salud que corren riesgo de contagio en la atención a los enfermos. 

Ante el contacto directo con sangre u otros fluidos de pacientes con VIH-SIDA, los afectados deben acudir inmediatamente a su médico para que se le haga un certificado y obtenga el medicamento en la farmacia. 

Eso debe hacerse en las primeras cuatro horas después del accidente por que en ese tiempo es cuando el tratamiento tiene mayor posibilidad de éxito. 

Luego a esa persona se le hace un seguimiento por doce meses con la realización de una prueba de VIH trimestralmente y al año si el examen da negativo queda de alta. Desde el primer momento se le orienta mantener relaciones sexuales protegida por el bien de su pareja.

En Cuba es bajísimo el índice de transmisión del VIH-SIDA por esta causa pero de todas formas es mejor precaver porque puede ocurrir principalmente por la vía percutánea como pinchazos, una herida con bisturí o por contacto con alguna erupción en la piel. 

Además con dicho proceder también se evitan también contagios por hepatitis B y C.

También se mejora en Las Tunas la atención a las embarazadas y a los pacientes con VIH-SIDA que además padecen tuberculosis pulmonar.

Lo primero es que con la descentralización de la asistencia médica que venimos aplicando ya hace algunos años, se alcanza más calidad de vida de los enfermos. Así logramos una vigilancia a los infectados en su comunidad, donde reciben el tratamiento gratuito y una mejor inserción a todo el quehacer del lugar donde viven.

Hasta hace un tiempo a las embarazadas se le comenzaba a suministrar los antirretrovirales para la prevención de la transmisión materno infantil a las 14 semanas y se le retiraba tres meses después del parto por cesárea y en dependencia de su estado inmunológico, ahora se les deja de por vida.

Buscando mejor atención también para los pacientes que tienen un coinfección con tuberculosis pulmonar en estos momentos se les comienza el tratamiento quince días después de detectada la segunda enfermedad, independientemente de la cantidad de células CD4 que tengan en sangre.

Todo ello unido al resto de las medidas que contempla el programa de atención a las personas que padecen VIH-SIDA es garantía para mejorar cada vez más la calidad de vida de los pacientes, premisa del sistema de salud en la oriental provincia de Las Tunas.



Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cinco − 3 =