• Portada
  • Las Tunas
  • Contralores de Las Tunas apuestan por la salud económica del país
Las Tunas

Contralores de Las Tunas apuestan por la salud económica del país

Contralores de la provincia de Las Tunas.darletis leyvaDarletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Los contralores de la provincia de Las Tunas ratifican los valores éticos, la alta profesionalidad y la organización, que los caracteriza, al firmar el Código de Ética de la Contraloría General de la República, entidad encargada de velar por el cumplimiento y control de los procedimientos administrativos y presupuestarios del Estado y que no solo existe en Cuba, sino en varios países de Latinoamérica.

Darlan Dalmao Palomino, el Contralor Jefe de la provincia de Las Tunas, precisó a Tiempo21 la importancia de este acto protagonizado en representación de los 36 auditores y los 362 afiliados al sistema de auditoría en este oriental territorio.

“Como parte de la formación de valores que debe caracterizar a toda nuestra sociedad, y en especial a los trabajadores de la Contraloría General de la República, todos los años, el 14 de junio, se realiza la firma del código; reafirmamos los valores compartidos que caracterizan nuestra organización y que tienen que estar presentes en nuestras actuaciones diarias, tanto en el trabajo, como en la vida en sociedad”.

Darlan Dalmao Palomino, el Contralor Jefe de la provincia de Las Tunas.El Contralor jefe de Las Tunas enfatizó que en este año 2013 insisten en el perfeccionamiento del control interno.

“En este año se han acometido un grupo de acciones importantes asociadas a la verificación del cumplimiento de los Lineamientos del Sexto Congreso del Partido, que es una de las tareas fundamentales de la Contraloría General y el Sistema de Auditorias, en el marco del proceso de implementación de los lineamientos.

“Se han verificado un grupo de aspectos asociados al control del presupuesto, la situación de las finanzas públicas en la provincia, el proyecto de colaboración; de iniciativa local, en lo fundamental; todo relacionado con lo que establecen los lineamientos, para ver como nuestras entidades han trabajado las orientaciones dadas por la máxima dirección del país, que es una prioridad hoy”.

Seis jóvenes contralores de Las Tunas firmaron el Código de Ética de la entidad fiscalizadora superior de la República, como muestra fidedigna de sus principios y valores.

Arianna Grass Utra fue una de las jóvenes auditoras que firmó el Código de Ética de los contralores de la República. Sobre este acto nos dijo:

“Es la primera vez que firmo y para mí significa una obligación con nuestra Revolución de siempre dar un paso al frente. Somos auditores y siempre tenemos que tener una ética porque trabajamos con personas que tienen caracteres diferentes. Cuando llego a una empresa trato de implantar respeto, siempre con una ética profesional, y siempre nos preparamos bien antes de salir a alguna acción de control.

“Soy de la formación emergente de auditores, la cursé estudiando en el Politécnico de Economía; allí estudié técnico medio en contabilidad, luego ingresé a la universidad y me hice licenciada en mi perfil. Ya llevo seis años en la Contraloría”.

La Contraloría de la República de Cuba es el órgano encargado de examinar la legalidad y corrección de los gastos públicos. Es la función del área financiera de la empresa que se dedica a obtener, custodiar y manejar la información necesaria para el control del dinero y otros recursos.

Por eso, en sus trabajadores deben prevalecer los más puros valores del ser humano y así se ratificó en Las Tunas con la firma del Código de Ética del ramo por seis jóvenes y la ratificación del compromiso con la Patria del resto de los contralores de la provincia.



Artículos relacionados

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Criadora de cabras de Las Tunas a Congreso Internacional

Roger Aguilera

Enviar Comentario


− 2 = seis